Web social para profesionales de la información

La iniciativa de SEDIC de crear una comunidad de prácticas sobre Web social para profesionales de información ha resultado un éxito de convocatoria. El proyecto parte del objetivo de reunir a profesionales hispanohablantes de archivos, bibliotecas y centros de documentación para participar en una propuesta de aprendizaje compartido. La respuesta ha sido contundente: cerca de 1.500 usuarios inscritos. A través del blog de la comunidad y durante ocho semanas y media se irán ofreciendo contenidos sobre web social, comenzando por una aproximación teórica y continuando por las diferentes tecnologías y herramientas de la web social, con especial atención a los servicios de mayor utilidad en las unidades de información. El programa incluye un contexto teórico, publicación en blogs, sindicación de noticias, wikis, aplicaciones de escritorio, archivos compartidos, redes sociales y muchas otras tecnologías de la web 2.0. Junto al blog de la comunidad, se ha creado el wiki Biblioteca 2.0 y +, en el que se ofrecen los recursos sobre web social más útiles para profesionales de la información. El sistema de aprendizaje parte de los mensajes que se irán incorporando diariamente a la plataforma de la comunidad. Los miembros registrados intercambiarán sus opiniones, sugerencias y experiencia a través de los comentarios. Tanto el blog como el wiki están abiertos, por lo que la comunidad generará recursos de información que serán útiles para cualquier persona interesada. Se trata de una iniciativa de aprendizaje colaborativo que se basa en las tecnologías de la participación para compartir los conocimientos de los profesionales de la información de esta amplia comunidad.

Lifestreaming, el rastro que dejamos en la web social

Los usuarios de la web social empleamos diferentes servicios con fines distintos: del.icio.us para almacenar y compartir los enlaces favoritos, al igual que Flickr cuando se trata de fotografías o YouTube de vídeos; Twitter para publicar e intercambiar mensajes cortos y un blog para textos más largos; Last.fm para etiquetar nuestra música favorita, o Facebook como red social de contactos, por citar sólo algunos. De esta manera vamos dejando un rastro cada vez más difícil de seguir, dada la cantidad y dispersión de estos servicios.
Para superar este inconveniente surgen a su vez nuevos servicios llamados de lifestreaming, término anglosajón que la blogosfera hispana está absorbiendo tal cual y que WordSpy define como “un registro en línea de las actividades diarias de una persona, ya sea a través de un feed de video directo o agregando los contenidos en línea de esa persona, tales como entradas en un blog, actualizaciones en una red social o fotografías”. En definitiva el lifestreaming nos permite poder incluir información directamente (gracias a la sindicación de contenidos) desde nuestras cuentas de otros servicios (Facebook, del.icio.us…) en una página personal con un dominio propio, crear una red de contactos, pudiendo así seguir la información de estos, y en ocasiones también actualizar la información de otros servicios.
Algunos de los servicios de lifestreaming más conocidos son Tumblr, Soup y Onaswarm pero existen muchos otros, como los listados por Read Write Web. Netvibes, con los universos que acaba de hacer públicos, podría considerarse también un servicio de este tipo, puesto que las funciones que ofrece son las mismas, aunque su estética sea diferente.
Las bibliotecas y los bibliotecarios, como gestores de la información, tienen el deber de facilitar a sus usuarios contenidos que puedan asimilar de la forma más sencilla posible, y para ello pueden aprovechar el lifestreaming reagrupando varios canales o feeds en uno solo (problema al que también puede dar solución Yahoo! Pipes, como se señaló en este mismo blog) de forma que sea posible asimilar más fácilmente sus contenidos y los de su red de contactos, creando un sitio web propio con todos ellos.

Yahoo! Pipes para reagrupar todos los feeds de la biblioteca en uno solo

Aunque el empleo de la sindicación de contenidos facilita enormemente la distribución de contenidos y la asunción de los mismos, la proliferación de feeds puede replantear el problema del exceso de información que es difícil de digerir incluso a través de los agregadores. El empleo de estas herramientas facilita la lectura de los contenidos sindicados, pero también es verdad que es necesario seleccionar un número razonable de fuentes si no queremos padecer de estrés informativo.
Así, ante este problema la biblioteca del Moraine Valley Community College, en Illinois (Estados Unidos), propone el empleo de Yahoo! Pipes para reagrupar todos sus feeds o «hilos» (blogs, podcasts, etc.) en uno solo, de manera que basta con suscribirse a este feed para acceder a toda su información. Si bien esta idea no es nueva nos sirve para reflexionar sobre los problemas de la sindicación de contenidos y las posibles soluciones a ellos, además de recordar las posibilidades de este servicio y su utilidad en las bibliotecas.
Yahoo! Pipes es una potente herramienta que acaba de cumplir un año y que permite combinar diferentes “hilos”, operar con ellos y obtener el resultado deseado. Aunque su empleo puede llegar a ser bastante complejo la creación de pipes o “tuberías” sencillas puede estar al alcance de todos con unas indicaciones básicas.

Redes sociales y bibliotecas

Una red social es aquel servicio web que, en el marco de la llamada web social o web 2.0, permite a los individuos construir un perfil público o semi-público dentro de una plataforma en línea a través de la cual es posible comunicarse de diversas maneras. Esta plataforma es capaz de mostrar además las relaciones con otros usuarios en forma de grafo. Este mismo término se emplea también en referencia a aquellos sitios de la web social que también incorporan la posibilidad de crear redes de contactos, aunque no sea esta su principal objetivo, como Flickr, del.icio.us o YouTube.
Existen dos tipos de redes sociales según el objeto de sus contactos: de carácter personal o profesional. Redes sociales de carácter fundamentalmente personal, aunque su uso puede ser muy variado, serían MySpace, Orkut, Facebook, Friendster o Hi5, por citar algunas de las más populares. Redes de carácter profesional son LinkedIn, Xing y Neurona, esta última propiedad de Xing.
Aunque su uso en nuestro país no está aún tan popularizado como en otros países (en Alexa la primera en el ranking español, MySpace, ocupa la posición número 16, seguida de Facebook en el 18, y Hi5 en el 45), se muestra una cierta presencia de profesionales que las emplean más o menos activamente.
Su uso por parte los bibliotecarios puede ser por lo tanto doble: los bibliotecarios pueden establecer contactos con otros colegas y crear grupos a través de las redes profesionales u otras, y desde la biblioteca es posible emplearlas como una plataforma a través de la cual mantener contacto con los usuarios. Un ejemplo de ello son algunas bibliotecas estadounidenses que, dada la gran popularidad de MySpace entre los adolescentes de su país, decidieron acercarse a ellos creando su propio perfil, como la Hennepin County Library y otras.
Las posibilidades con muchas: mayor visibilidad, pues la biblioteca dispone de un espacio más en el que mostrarse; aumenta la comunicación en ambas direcciones, dando así a los usuarios la posibilidad de comunicarse con nosotros; intercambio de información en distintos formatos: imágenes, vídeos, texto (es posible la creación de blogs), y un largo etcétera.