#biblioteca, octava edición

El próximo 10 de agosto te invitamos a participar en la acción colaborativa con más poder de convocatoria en el ámbito bibliotecario hispanohablante, el día de la #biblioteca, cuyo objetivo consiste en posicionar el hashtag #biblioteca entre las tendencias de Twitter. Por octavo año consecutivo, personas de todo el mundo aportaremos nuestro granito de arena para que nuestras bibliotecas sean más visibles, pero sobre todo para divertirnos y fortalecer lazos.

10 de agosto de 2016

Todo comenzó hace ya ocho veranos, cuando un grupo de bibliotecarios nos preguntamos si seríamos capaces de conseguir que la etiqueta #biblioteca fuera una de las más comentadas del día en Twitter. Aunque no lo logramos en esa ocasión, sentimos la emoción de compartir con otros colegas nuestra pasión por las bibliotecas. #biblioteca ha sido tendencia en varias ocasiones ya, la última el pasado verano, pero aún mantenemos la ilusión por volver a conseguirlo y lograr que en otros lugares del mundo se repita la hazaña.

Si quieres participar, a continuación te dejamos cinco ideas:

  1. Tuitea sobre las bibliotecas durante el próximo 10 de agosto e incluye la etiqueta #biblioteca. Presta atención de escribir el hashtag en singular y sin errores tipográficos, porque si no tu esfuerzo no sumará.
  2. Si estás de vacaciones ese día, programa tus tuits con servicios como Hootsuite o TweetDeck.
  3. Algunos temas sobre los que puedes tuitear: cuál es tu biblioteca favorita, por qué te gustan o por qué crees que son necesarias para nuestra sociedad, servicios bibliotecarios, bibliografía, fotografías o curiosidades.
  4. Difunde la iniciativa entre tus amigos, en tus perfiles en redes sociales y entre los usuarios de tu biblioteca para que puedan participar.
  5. Ten en cuenta las reglas de Twitter para evitar que tu cuenta se vea bloqueadas.

Aunque tuitearemos a lo largo de todo el día, las horas en las que concentraremos nuestros esfuerzos serán las siguentes:

  • 08:00 y 12:00 h. Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua.
  • 09:00 y 13:00 h. Colombia, Ecuador, México, Panamá, Perú.
  • 09:30 y 13:30 h. Venezuela.
  • 10:00 y 14:00 h. Cuba, Bolivia, Chile, Estados Unidos (Washington), Paraguay, Puerto Rico, República Dominicana.
  • 11:00 y 15:00 h. Argentina, Brasil, Uruguay.
  • 15:00 y 19:00 h. España (Canarias), Portugal.
  • 16:00 y 20:00 h. España (Península).
  • Encontrarás más información sobre esta iniciativa y las anteriores convocatorias: 2009 | 2010 | 2011 | 2012 | 2013 | 2014 | 2015.

    ¿Te sumas al reto?

¿Nuevos modelos de cooperar, colaborar y compartir?

Desde hace décadas las bibliotecas han colaborado entre ellas para optimizar recursos, aunar esfuerzos, compartir experiencias etc.. que con el tiempo se han formalizado en redes, consorcios, asociaciones, etc.. como REBIUN la Red de Bibliotecas Universitarias Españolas, el Consorcio de Bibliotecas Universitarias de Catalunya (CBUC) que actualmente está integrado en el Consorcio de Servicios Universitarios de Catalunya (CSUC) o a más alto nivel como puede ser LIBER la Ligue des Bibliothèques Européennes de Recherche u OCLC.

Uno participa o ha participado en diferentes grupos de trabajo especialmente en las dos primeras entidades y sin desmerecer la utilidad y las ventajas de este tipo de entidades, en general se quedan en el nivel de direcciones y técnicos con poca influencia de los “front office” de las bibliotecas que finalmente tienen que implementar los proyectos acordados.

Pero en  los últimos diez días hemos vivido tres experiencias ligeramente diferentes a las dinámicas de esas macroentidades mencionadas.  

Por un lado el segundo encuentro entre equipos de las bibliotecas con perfil politécnico lease las bibliotecas de las universidades politécnicas de Madrid, Valencia, Cartagena y Catalunya. La idea surge a partir del proyecto UP4, una alianza entre las cuatro universidades para entablar acciones conjuntas en materia de docencia, investigación,
transferencia del conocimiento e innovación. 

El planteamiento de las bibliotecas de estas cuatro instituciones fue,  ¿Si lo hacen los de “arriba”,  porque no las bibliotecas? Pues nada, un sondeo aprovechando la última asamblea de REBIUN, unos e-mail más alguna llamada y manos a la obra.   

Mañana intensa en donde cada institución presentó sus proyectos más relevantes, además de tratar aspectos que nos inquietan y cómo los podemos afrontar, acordando algunos proyectos a desarrollar conjuntamente.

Se mostraron iniciativas, algunas de las cuales se presentarán en el próximo Workshop de REBIUN   como la geolocalización de la producción científica, mapas de la ciencia, plataformas de préstamo de e-books, como incorporar los materiales de las editoriales, la gestión de datos de investigación, cómo se gestiona el flujo de trabajo entre los CRIS y los repositorios,  el autopréstamo de portátiles. UP4

Todo un conjunto de temas en los que alguna de las bibliotecas está trabajando, otras ya lo hacen pero tienen inputs para mejorar o bien iniciativas para afrontar conjuntamente. Mención especial merece los costes que supone para cada una de las bibliotecas los productos digitales que suscriben: la diversidad de tarifas es sorprendente y  requieren de una normalización, No digo precios, pero algunas diferencias eran de escándalo y aquí hay tarea 😉

…. Y  seguimos: 24 horas más tarde celebramos un encuentro conjunto entre los equipos y directores/as de las bibliotecas de la Universidad de Barcelona (UB) y la de Politècnica de Catalunya  (UPC).

Contextualicemos primero: la zona universitaria de Barcelona debe ser una  de las áreas con mayor densidad de bibliotecas académicas. En poco más de un kilómetro cuadrado,  además de los servicios técnicos, hay siete bibliotecas de la UB y cinco de la UPC y resulta que salvo alguna excepción los responsables de la UB no conocen a los de la UPC y viceversa. UB_UPC

Pues la idea del encuentro es empezar a recortar ese “gap” entre bibliotecas que realizan actividades similares y que nunca habían hablado entre ellas cuando en algún caso les separa un semáforo o menos.

Tras una breve presentación se generaron un sinfín de propuestas de colaboración que por votación se redujeron a seis que se concretaron gracias a diferentes grupos de trabajo y de las que durante el próximo curso desarrollaremos un par de ellas, además del compromiso de realizar el encuentro regularmente.  

Mis percepciones del encuentro más allá de las propuestas: la importancia de conocer al o la de la biblioteca de al lado, las conversaciones sobre temas terrenales que afectan  a las bibliotecas como el modo de gestionar el silencio, los hurtos, el esfuerzo mantener las instalaciones abiertas con recursos reducidos, la gestión de los fondos, el mobiliario, los conflictos etc… una pausa y buen café tuvo su efecto.  Y creo que como decía Rick Blaine (Bogart) a Louis Renault (Claude Rains) en Casablanca:  presiento que este es el comienzo de una gran amistad.

Y para finalizar la semana una reunión de seguimiento del  Proyecto LaboBiblioteques  otro ejemplo de buenas prácticas y colaboración en dónde están implicadas la redes de bibliotecas públicas de la Generalitat de Catalunya, de la Diputació de Barcelona, del Consorci de Biblioteques de l’Ajuntament de Barcelona y las bibliotecas de la Universidades de Girona, Barcelona, Oberta de Catalunya y Politècnica de Catalunya.

LaboBiblioteques es un espacio abierto de colaboración entre bibliotecas públicas y universitarias y con toda una serie de actuaciones y propuestas.   En este caso, lo relevante labono es la reunión de seguimiento, sino comprobar cómo va avanzando las diferentes actuaciones y especialmente  la completa autonomía de las diferentes bibliotecas para entablar proyectos basándose en la proximidad, en la temática  intereses, etc… y cada proyecto es completamente autónomo y que avanza al ritmo que acuerdan los responsables del proyecto.  También son temas muy pero muy terrenales como coordinarse en las aperturas en época de exámenes, el intercambio  temporal de lotes de libros o la formación en programación a usuarios de bibliotecas públicas entre otras actividades que se van cocinando.

Si has llegado hasta aquí, te debes estar preguntado el porqué de contar estas tres iniciativas, pues porque creo que estamos viviendo un nuevo modelo de colaboración. Me explico:

En estos casos considero relevante a diferencia de las asociaciones digamos formales como las mencionadas al inicio, que hemos logrado bajar algún escalón de lo podríamos definir “jerarquía bibliotecaria”. Ya no es tan macro o por “arriba” sino ya a nivel de biblioteca, completamente informal y como ya he mencionado anteriormente más terrenal y que implica pequeñas actuaciones y no grandes proyectos que a las “grandes asociaciones” por sus dinámicas es lógico que no contemplen.

Es probable que en una época de crisis a la que si le añadimos rápidos cambios tecnológicos que afectan a los modelos de aprendizaje y por extensión a las bibliotecas aparezca una filosofía basada en una fuerte colaboración desde abajo a casi coste cero y abierta a ideas y proyectos.  Probablemente puro instinto de supervivencia.

El futuro de los diferentes acuerdos ¿Quién lo sabe? pero va a depender de los que están en primera fila de las bibliotecas no de las cabezas pensantes.

Curiosamente cooperar, colaborar y compartir empiezan en CO,  otra característica es que también es low COst.

Si conoces experiencias similares, este puede ser un buen lugar para compartirlo 

…. y luego dicen que cuando finaliza la actividad académica, las bibliotecas vamos al ralentí. Leyenda urbana naturalmente 😉

De cuando esas cosas que a veces te preocupan descubres que tienen nombre y apellido

Saludos de nuevo, volvemos de nuevo al blog después de una larga temporada de letargo. Espero que entre post y el siguiente el intervalo no sea tan largo. ¡Venga!, al grano:

Uno de los aspectos que siempre me ha preocupado ha sido el que cualquier aplicación, web, base de datos, temas en los que yo esté implicado, etc. quede bien documentada para las “generaciones futuras”.  Aunque si soy sincero, en realidad es que las personas de tu equipo lo dejen bien documentado por si tengo que enfrentarme al producto y resulte que mi conocimiento sobre cómo está hecho sea limitado.

Eso lo ha sufrido en sus carnes el amigo David Maniega durante los años que trabajamos juntos: David como webmaster y desarrollador cerraba un proyecto y con la presión ya se metía en otro. Yo le insistía en que debía documentarlo todo por si en su ausencia debía enfrentarme a todo eso que desarrollaba. Bien, en realidad se lo decía de modo más coloquial: que si lo atropellaba un autobús yo que quedaba “colgado” con la aplicación.  Aunque debo reconocer que con el tiempo me familiaricé con su modo de trabajar y sin documentación podía deducir porqué lo había hecho de un modo y no de otro 😉

Volviendo al tema de este post: Unos días antes de cerrar el 2015 asistí a un interesante curso sobre Arquitectura REST y APis, pero tranquil@s, no voy a disertar sobre conceptos marcianos, ni REST ni APIs, no sufran.

code-1084923_960_720

Imagen: Pixabay  CCO Public Domain

Pero en las conclusiones, Alex Muntada que impartía el curso apuntaba que la peor pesadilla sobre las API y el diseño de una API REST era la documentación: que en general es mala, obsoleta, errónea o inexistente.  Y gracias a esto descubro el concepto de “Semantic Gap”, que tal como lo describe Wikipedia hace referencia a la diferencia entre lo que se describe y lo que se interpreta al utilizar “lenguajes” distintos.

Y salvando las distancias entre este concepto tecnológico y llevándolo a nuestro terreno, me atrevo a afirmar que esto también nos sucede a nosotros. Imaginémonos el siguiente caso:

  • El equipo TIC, desarrolla una aplicación que debe ser administrada por nosotros y utilizada por nuestros usuarios
  • La documentación –y los comentarios dentro del código– estarán probablemente redactados en un lenguaje “marciano” para la mayoría de nosotros pero entendible para los miembros del equipo TIC.
  • Y si los desarrolladores elaboran la documentación para el administrador de la aplicación y para el usuario final, lo más probable es que suceda algo similar: en un lenguaje no tan “marciano”, pero probablemente de difícil comprensión.
  • Seguramente el administrador de la aplicación realizará el esfuerzo en familiarizarse con ella y acabe descubriendo todas las prestaciones de esta. Pero ¿Y si cambiamos al administrador? …. pues volver a empezar de nuevo hasta tomarle de nuevo el pulso.
  • Lo peor estaría en el lado del usuario: Ese fantástico –y a veces demasiado extenso–tutorial que ha costado tanto esfuerzo ¿Está pensado para ellos? ¿Se utilizó la terminología que ellos entienden? Atent@s que aquí puede hallarse el éxito o fracaso de una aplicación y también de un servicio, protocolo, etc.

Como ejemplo “la aplicación tiene un “cron” que cada noche lanza una “query” que llama a una “vista” que se llama “Importpatron””.

Si no estamos familiarizados con el tema de servidores eso de “cron” no lo asociaremos a una “tarea programada”, según nuestros conocimiento con el diseño de bases de datos quizás desconozcamos que “query” se refiere a una consulta y que “vista” es una tabla creada a partir de consultar diferentes tablas (¿Tablas?, ¿Qué son tablas? 😉 )  y quizás sí que interpretamos lo de  “importpatron” que deben ser los datos de usuarios importados de otro sistema de información, aunque quizás otro TIC no entienda en concepto ”patron” al que muy probablemente estemos familiarizados los que gestionamos sistemas de gestión bibliotecaria.

Vamos, todo un tema que se podría traducir para el administrador por  “La información de los usuarios es importada cada noche de la base de datos ….. que gestiona el Servicio ….. ” y quizás para el usuario como “La información se actualiza diariamente a las … horas”.

El ejemplo lo he centrado en el entorno TIC, pero si eres TIC no te ofendas, es tan solo un ejemplo. Hace poco encontré  un manual que hice hace casi 10 años sobre cómo realizar el inventario en mi lugar de trabajo y si los que realizan dicha tarea lo entendieron a la primera, se merecen un homenaje.

Me imagino que para minimizar el “gap”  –que no resolverlo– debemos trabajar de modo transversal e interdisciplinar y además de realizar el esfuerzo de ponerse en la “piel” del destinatario y sin olvidar que cuando mejoramos la aplicación, desarrollamos una nueva versión o simples cambios menores deberemos revisar la documentación ya que lo ms probable es que requiera algunos cambios.

Pues,  ¡ya tenemos un nuevo propósito para 2016! 😉

Bien, ya sabéis, cualquier comentario, aportación y mejora de esta entrada será bienvenida. Un poco de “scroll”, y  más abajo tenéis la oportunidad de hacerlo (¿Scroll?, ¿Qué es scroll? 😉

PD: Algun@s sabéis que otra de las cosas que me preocupan es tener que hacer las cosas dos veces, vamos que si la información ya está disponible en un sitio, no volver a entrarla o duplicarla. Si también os preocupa, entonces “rascar” un poco en el tema de Arquitectura REST y APIs, vuestros bibliotecarios y usuarios os lo agradecerán.

Las mejores apps de 2015

Se acerca el final de año y la industria tecnológica comienza a hacer balance. Las principales tiendas de aplicaciones, App Store y Google Play, han publicado recientemente listas de las que consideran las mejores apps del año, una oportunidad que no hay que dejar escapar para descubrir buenas aplicaciones.

Las listas son extensas, así que he seleccionado aquellas que he creído pueden ser interesantes para bibliotecarias y bibliotecarios. Aquí va mi lista personal, escogida de entre las mejores del año.

LiquidText, una excelente app para leer y estudiar

LiquidTextEntre las mejores apps para iPad de este año destaca LiquidText, que de momento solo está disponible para dispositivos iOS pero posiblemente acabe lanzando una versión para Android. Se trata de una app gratuita para la lectura de documentos que destaca por la flexibilidad de sus opciones para incluir anotaciones y comentarios y nos hace replantearnos el uso de las tabletas para el estudio.

LiquidText cuenta con un espacio de trabajo adicional para cada documento en el que se pueden realizar esquemas, relacionándolos con el texto original y enlazando unas ideas con otras. Otras opciones interesantes son la búsqueda en el texto, la importación de documentos de Dropbox y otros servicios similares, así como la opción de agrupar las anotaciones.

Utilizando el gesto de pellizcar, se pueden unificar todos los subrayados del texto. Sin duda esta app ofrece opciones mejoradas sobre el papel.

Periscope

PeriscopePeriscope es la app del año, según Apple. Junto con Meerkat, Periscope ha iniciado en 2015 una nueva generación de aplicaciones para retransmitir vídeo en streaming. Esta idea asombra y asusta por igual, tanto sus enormes posibilidades como por las implicaciones para la privacidad. En mis primeras incursiones en Periscope ví a jóvenes hablando o mirando directamente a la cámara, sin más, pero también pude acompañar a una persona en su visita turística por París y ví las noticias de Antena 3 desde un punto muy diferente al que vieron los telespectadores.

Sin duda Periscope es una potente herramienta al alcance de cualquiera con un smartphone, Android o iPhone, para romper los muros de cualquier biblioteca y contar al mundo lo que se hace en ella. En el mes de agosto Verónica Juárez nos dejó algunas ideas en su blog.

Todoist: no olvides ninguna tarea

TodoistEsta app de productividad, una de las favoritas de la Google Play, está pensada para gestionar nuestra lista de tareas. Su funcionamiento es sencillo: una vez creada una cuenta de usuario, se añaden las tareas pendientes de desempeñar, se les asigna un proyecto y una prioridad y se establece una fecha y una hora para recibir un recordatorio que impida olvidarla.

Todoist es gratuita y también funciona en dispositivos con sistemas operativos iOS y Windows, además de Android, y tiene versiones web.

Paper 53, una app para dibujar y hacer collages

Paper 53Paper 53 es una gran aplicación para dibujar, disponible para iPad y iPhone. Combina textos, fotos y dibujos en una misma composición, a modo de collage. Su uso es muy intuitivo, se aprende rápidamente tras estar atento un rato al tutorial inicial, y se basa una serie de herramientas para dibujar de forma táctil. Aunque se puede utilizar con un lápiz especial que se compra aparte, funciona perfectamente con el dedo.

La oruga glotona, ahora en app

La oruga glotonaLa app My Very Hungry Caterpillar [La oruga glotona], basada en el famoso cuento con el mismo título, fue distinguida con uno de los premios de la Feria de Bolonia este año y ahora recibe un nuevo reconocimiento como una de las mejores apps para Android. Esta app se diferencia de otras similares porque constituye un complemento al propio cuento, en lugar de ser una traslación del mismo con algo de interacción añadida, como es común. Se trata por lo tanto de un juego para que los niños de hasta cinco años aprendan a amar la naturaleza a través del personaje de Eric Carle.

La aplicación funciona en dispositivos móviles con sistemas operativos Android, iOS y Windows y la versión completa tiene un coste de 3,99€, aunque cuenta con una versión lite gratuita.

Seedling Comic Studio: dibuja tus propios cómics

Seedling Comic StudioEsta app gratuita para iPad está pensada para crear un verdadero cómic fácilmente y con estupendos resultados. Los numerosos recursos de esta aplicación nos permiten combinar en cada viñeta los típicos fondos urbanos de los cómics, diferentes bocadillos y tipos de letra, stickers e incluso fotografías capturadas con la cámara de la tableta. Seedling Comic Studio está dirigida a niños entre 9 y 11 años y tienen la posibilidad de comprar temas para mejorar nuestros cómics.

NLB Mobile, la mejor app de una biblioteca en 2015

NLBmobileEsta aplicación no está incluida en los listados de las mejores, pero sin duda es la mejor app bibliotecaria del año. Como ya expliqué en el blog de SEDIC, esta app supone un paso adelante en la evolución de las apps de bibliotecas, pues no es meramente informativa, sino que además permite al usuario realizar sus propios préstamos.

Otras apps interesantes

La tienda de aplicaciones de Google también destaca entre las mejores del año apps como el editor de textos Microsoft Word, el Power Point de Microsoft, Colorfy, que está pensada para colorear, o Writing Wizard, una app educativa para que los niños practiquen la escritura.

De entre las destacadas por la App Store de Apple también merece la pena explorar iTranslate, el traductor de Google con opciones de realidad aumentada que traducen en contexto; Tandem, para aprender idiomas practicando conversación con nativos; y PlayKids Talk, un What’s App seguro para utilizar con niños menores de doce años.

Desde luego, hay muchas más apps increíbles y estas son solo algunas.

¿Cuál es, para ti, la app del año?

#biblioteca, uno de los temas más importantes del día en Twitter

La séptima edición de la #biblioteca se ha convertido en una de las más memorables: nunca antes se había conseguido que la etiqueta #biblioteca estuviera durante tanto tiempo entre los trending topics, hasta ahora solo se había posicionado de forma intermitente y muy efímera (ver los datos de 20142013, 2012, 201120102009).

tendencias2Como muchos hemos podido constatar, el 10 de agosto de 2015 la etiqueta #biblioteca ha estado entre las más importantes de 10 a 14 horas: ocupando la segunda posición hasta la 1 del mediodía (hora peninsular española) y la quinta después, para luego desaparecer, según los datos ofrecidos por Trendinalia. Durante la tarde no se le ha vuelto a ver en la lista de los diez primeros, a pesar de que la hora de mayor concentración de tuits han sido las 16 (con 1.581 tuits publicados, según los datos de Talkwalker). Aunque se había establecido también las 20 como otro momento para concentrar mayor número de tuits, solo se han lanzado 755 durante esa hora.

Además, los datos de Trendinalia muestran cómo #biblioteca ha sido el trending topic número 14 del día y se ha mantenido entre los primeros durante 5 horas y 15 minutos.

Gráfico elaborado por Trendinalia.

Gráfico elaborado por Trendinalia.

En total se han publicado 21.729 tuits con la etiqueta #biblioteca, un número muy cercano al de la pasada edición. En España han sido 10.909, según los datos ofrecidos por Talkwalker. Otros países con una importante representación han sido México, Chile y Venezuela, como se aprecia en la siguiente tabla.

 País Número de tuits
España 10.909
Mexico 3.441
Chile 1.604
Venezuela 921
Argentina 873
Colombia 689
Estados Unidos 490
Uruguay 408
Italia 400
Otros 1.656

En Chile y Perú la #biblioteca ha sido también trending topic durante algunos momentos de la tarde, según reportaban Enzo Abbagliati (@cadaunante) y Silvana Aquino (@cibertecaria).

Para mí esto no es un experimento científico, sino un juego, y por eso no podría asegurar cuáles han sido los motivos del logro de esta edición frente a las anteriores. Pero sí puedo imaginar algunas: quizás un arranque fuerte y el efecto sorpresa, una competencia más débil y la participación de personas fuera del entorno bibliotecario, como apuntaba Jordi Serrano hace unos años. Mi compañero de blog, Fernando Juárez, dijo en una ocasión que «a veces hay que actuar primero para pensar después», y esta vez ha funcionado.

Al igual que en ediciones anteriores, lo mejor de esta séptima edición ha sido compartir un proyecto común con bibliotecarios de todo el mundo. Mis felicitaciones para todos ellos. Y desde luego, haber conseguido que el espíritu de algo que sigue siendo un juego se haya mantenido durante estos siete años.

Los medios sociales se están transformando en canales de venta directa

Los medios sociales están dando los primeros pasos para convertirse en canales de venta directa, además de las plataformas de marketing que son ahora. Facebook, Twitter, Pinterest y otros medios están trabajando en botones de compra que permitirán a sus usuarios adquirir productos sin salir de sus dominios. Esta podría ser una interesante vía de financiación, uno de sus principales retos a ls que se han enfrentado.

Hace casi un año Facebook anunció su botón de compra, que apenas ha dado novedades desde entonces. Pinterest ha anunciado este mismo mes los buyable pins —pines susceptibles de compra—, que funcionarán próximamente en las aplicaciones para iPhone y iPad en Estados Unidos. Para hacer posible la venta Pinterest y Facebook colaboran con Shopify, una plataforma de comercio electrónico.

En Facebook y Pinterest los botones de compra se asocian a cada publicación y Twitter comenzó con esta misma idea, pero recientemente ha apostado también por unas páginas especiales para cada producto, sobre el cual se recopilarían una selección de tuits. La editorial Penguin Random House ha sido uno de los primeros aliados de Twitter en esta aventura y ya es posible adquirir algunos de sus títulos directamente desde esta plataforma.

Página de compra de Penguin Random House para el libro The Martian.

Página de compra en Twitter para el libro The Martian.

Esta no es la única novedad en Twitter. Como parte del proceso de compra utiliza las colecciones, que realmente son páginas en las cuales una persona o empresa influyente selecciona y recomienda varios productos a la venta. Cada uno de esos tuits con productos enlaza con una página de compra desde la que adquirirlos. Parece complicado, pero no lo es: con estas colecciones Twitter está promocionando la compra de determinados ítems a través de la prescripción. Para hacernos una idea, una de las primeras colecciones contiene productos seleccionados para los fans de Juego de Tronos por la cadena de televisión HBO. Y Penguin Random House también tiene su propia colección.

Hasta el momento los botones de compra están en modo beta y solo disponibles para unas pocas empresas, pero se espera que se más adelante otras tengan esta misma oportunidad.

La compra es solo una parte de la dirección que están tomando los medios sociales, que comienzan a introducir otros tipos de llamadas a la acción que no implican necesariamente un intercambio monetario. Así, las páginas de Twitter también dirigen a lugares y Facebook incluyó en su día las llamadas a la acción en sus páginas, que por ahora solo permiten comprar, reservar, jugar, registrarse, usar aplicación y ver un vídeo. Este podría ser el primer paso hacia otro tipo de acciones, aunque sin duda la compra es la más interesante en términos económicos.

¿Por qué hablamos sobre esto en un blog sobre bibliotecas? Si las bibliotecas son lugares, también podrían tener su propia página en Twitter, como los restaurantes que recomienda The Infatuation en su página —sirva de ejemplo este local en Brooklyn—. Por otra parte, la posibilidad de ampliar las llamadas a la acción más allá de la compra podría conducir a otras acciones, como tomar prestado un libro electrónico.La prescripción es una de las tareas que los bibliotecarios y quienes trabajan en el fomento de la lectura venimos llevando a cabo desde hace tiempo. Finalmente, las bibliotecas están utilizado desde hace tiempo los medios sociales como vías de comunicación y de promoción de sus servicios. Aten cabos e imaginen cómo podrían ser las cosas en este nuevo escenario, en eso consiste la innovación.

Siete alternativas a Pinterest

Imagen de mkhmarketing compartida bajo licencia CC by 2.0.

Imagen de mkhmarketing compartida bajo licencia CC by 2.0.

Como ya contamos en este blog en su día, solo quienes tienen una cuenta de usuario en Pinterest pueden ver los contenidos que otros publican, mientras que en otras redes sociales quien comparte los contenidos decide si hacerlos públicos o no. Esto constituye un inconveniente para algunas bibliotecas, cuyos usuarios demandan que los contenidos estén en plataformas abiertas. Aunque se puede entrar en Pinterest con los datos de nuestro perfil en Facebook y se tarda apenas un minuto, algunos usuarios pueden no estar dispuestos a crear una cuenta en Pinterest.

Por otra parte, todo depende de lo que se quiera hacer en Pinterest: si se desea utilizarlo para buscar la inspiración o conectar con personas interesadas en un tema, seguirá siendo una plataforma válida. Pero si se utiliza para realizar selecciones de lecturas, ésta puede ser una importante limitación que nos lleve a buscar otras alternativas.

A continuación se analizan algunas alternativas a Pinterest, con sus ventajas e inconvenientes:

  1. Si lo que quieres es simplemente publicar una colección de imágenes, Flickr es una buena alternativa. Es un servicio que muchas bibliotecas utilizan desde hace tiempo.
  2. Las nuevas colecciones de Google son muy similares a Pinterest en cuanto al concepto y la visualización. Además de imágenes se pueden compartir vídeos y textos, por lo que son idóneas para la curación de contenidos. Sin embargo, el diseño de Pinterest sigue siendo muy superior y también su viralidad.
  3. Tumblr, el servicio para crear blogs visuales. La diferencia de Tumblr frente a Pinterest es que los contenidos se visualizan como en un blog, uno a uno, mostrando los últimos publicados en primer lugar, mientras que en Pinterest se ven varios a la vez.
  4. Crear tu propio Pinterest es otra opción. Si montas un blog propio, en WordPress encontrarás unos cuantos temas para que tu blog tenga la misma apariencia de Pinterest (PinBin, Gridsby, Careta o Stacker Lite son algunos de ellos). También en Blogger encontrarás algunas similares. Sin embargo, esta opción no te proporciona el nivel de visibilidad de Pinterest, que cuenta con un gran número de usuarios y que potencia la viralidad de las publicaciones.
  5. Existen multitud de servicios similares a Pinterest, como Weheartit. Sin embargo, el diseño de Pinterest es insuperable frente a cualquier otra alternativa de este tipo y también las posibilidades de viralidad y el número de usuarios.
  6. La aplicación para Facebook Pinterest Page App de Woobox muestra los tableros y los pines que has publicado en un perfil de Pinterest sin necesidad de tener una cuenta. Previamente hay que conectar esta aplicación con un tablero o una cuenta de Pinterest. Esta opción tampoco es perfecta y solo permite visualizar a través de ella tableros, pero no cada uno de los pines de forma individual. En el Facebook de Canal Lector y de El profesional de la información puedes verla en acción. Si eres de los que no se resignan a renunciar a Pinterest, ésta puede ser una forma de salvar la limitación de acceso.
  7. Netvibes es la opción que propone la Biblioteca de la Universidad Carlos III de Madrid para publicar selecciones de lecturas y películas, según explicó Paco López en el grupo Bibliotecarios Pinteresantes.

Desde mi punto de vista, Pinterest sigue siendo la mejor alternativa a todas las anteriores, excepto por la limitación de la que hemos hablado al comienzo: su diseño es insuperable, fomenta la viralidad y es uno de los medios sociales más populares.

¿Conoces alguna alternativa más a Pinterest?