Tendencia 2013: bilbainadas las justas

[Biblioblog. Fernando Juárez] «En vuestra opinión, ¿es el préstamo de ebooks una prioridad en nuestras bibliotecas?»

Con esa pregunta empezó la primera reunión del grupo de trabajo sobre biblioteca y libro electrónico a la que asistí el otro día. Acuerdo unánime en que no es moda sino necesidad (a ver quién era el guapo que decía que no).

Si el préstamo de ebooks no está en las bibliotecas no es debido a la dejadez de éstas. La lectura en pantallas a un click de distancia no es algo que no hayamos visto venir, tampoco algo que no deseemos; simplemente es algo que no nos han dejando ofrecer. El libro y su modelo de negocio no serán lo que fueron y algunos se empeñan en que las bibliotecas paguemos los platos rotos. Ahora el menú que nos ofrecen es muy caro y la carta muy corta.

Cuanto más tarde el mercado en ofrecer buenos canales de distribución, cuanto más cicateros sean con las condiciones de «acceso» a las novedades, mientras se siga identificando el préstamo de un libro con una venta menos y no con la posibilidad de descubrimiento de autores y lecturas, mayor será el auge de los circuitos de acceso marginales a la lectura. (Aquí que cada cual entienda marginal como le venga en gana).

No sé cuántos usuarios han dejado de venir a la biblioteca tras la adquisición de un cacharro de esos para leer libros; tampoco los que dejaran de hacerlo en los próximos meses tras los recortes a los que nos vemos sometidos. En tiempos de crisis hay que priorizar gastos, y tal como está el patio, prefiero hacer un esfuerzo en lo conocido por muy bueno que sea lo por conocer. El retorno de la inversión de un euro gastado en la compra de una obra impresa es actualmente mucho mayor que el realizado sobre la licencia de una obra digital.

Así que retomando/reformulando la pregunta del principio, «¿Cuánto estámos dispuestos a pagar por el préstamo de best-seller adaptado a las nuevas pantallas?». Personalmente, no lo que actualmente nos piden. Ofrecer préstamo de libros electrónicos con las condiciones actuales es una bilbainada que no nos podemos permitir. No tengamos prisa, el tren no se nos escapa… a nosotros. En este pulso en el que nos obligan a participar creo que el tiempo juega a nuestro favor.

Fernando Juárez Urquijo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s