La nube en el bolsillo, ¿una moda más?

nosotrosSin duda alguna uno de los temas más de moda esta temporada en el ambiente bibliotecario es el de la movilidad y el lema en boga podría ser el “Saca el teléfono en tu biblioteca” y en pequeño, pero muy importante, la apostilla “…pero en modo silencio, por favor :-)”.

El equipo completo de Biblioblog estuvo haciendo el ganso en Fesabid junto a otros colegas, (lo mejor de la feria… por dios, ¡cómo está la profesión!) explicando lo que entendemos por movilidad y qué creemos que puede aportar a nuestras bibliotecas el uso de un smartphone.

Las bibliotecas hemos perdido el monopolio del acceso a la información y nuestra oportunidad de ser útiles pasa por crear servicios centrados en los usuarios; ante la infoxicación las biblotecas podemos ofrecer una dieta a base de profesionales que filtren y seleccionen con criterio. Dentro de esa dieta encaja el escenario de movilidad actual; creo que debemos crear nuestras propias nubes, dotarlas de contenidos y meterlas en los bolsillos como un paso más en ese esfuerzo para acercarnos a nuestros usuarios.

La diferencia entre un divertimento tecnológico (qué bien nos lo pasamos jugando a magos con la realidad aumentada de Aurasma) y un servicio centrado en el usuario es la certeza de que gracias a la tecnología podemos imaginar y crear nuevos productos. Si no conseguimos que el juego se convierta en servicio la movilidad en nuestras bibliotecas quedará reducida a un exhibicionismo de cacharros con aire muy “in” que desaparecerá con el siguiente juguete. En Fesabid, más allá del punto gamberro, exhibicionista y friki del que hicimos gala intentamos explicar cómo la amplitud de la nube y la generalización de dispositivos móviles constantemente conectados a la red nos sitúa ante un escenario muy prometedor que cada cual puede aprovechar en función de sus necesidades.

Y de la misma manera que en 2006 hablar de 2.0 y biblioteca era explicar constántemente un “porqué” (que ahora, en 2011, se ha transformado en un “cómo” implantar) no tengo duda que ese aire de amigable condescendencia que el auditorio (la mayoría amigos) nos ofreció cuando sacábamos nuestros juguetes tornará en urgencia. Y creo que no tendremos que esperar 5 años 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s