Piketty, la desigualdad económica y el papel de la biblioteca en la era digital

Llevo varios días leyendo en la prensa sobre el libro de Piketty, El capital en el siglo XXI, que defiende la tesis de que «la desigualdad económica es un efecto inevitable del capitalismo y que, si no se combate vigorosamente, la inequidad seguirá aumentando hasta llegar a niveles que socavan la democracia y la estabilidad económica», en palabras de Moisés Naim. Desde que estallara la crisis económica hemos visto en nuestro entorno más cercano cómo esa desigualdad ha ideo creciendo, por lo que la teoría de Piketty nos resulta evidente, sean o no ciertas las acusaciones de manipulación de datos que se han vertido sobre su obra.

La creciente desigualdad económica es un aspecto de especial relevancia para las bibliotecas públicas, que siempre han trabajado, y lo siguen haciendo, por acortar esa brecha económica y también la digital. Por eso las bibliotecas son ahora más necesarias que nunca y prescindir de ellas, como está sucediendo en algunos países, significaría un aumento de la desigualdad.

Las bibliotecas no son menos necesarias ante el avance de lo digital, sino que siguen siendo imprescindibles en la lucha contra la desigualdad. Esta es la idea con la que comienza Andrew Roskill, director ejecutivo de BiblioLabs, su charla en TEDx Charleston. En poco más de once minutos Roskill explica su teoría sobre por qué existe una gran diferencia entre el número de estadounidenses que considera importantes las bibliotecas (el 95%, según los datos de Pew Internet) y el porcentaje de población que las usa (52%).

¿Por qué la gente no utiliza los servicios de las bibliotecas, aunque crea que son importantes? Porque son complicadas. Esa es la respuesta de Roskill, para quien los sitios web de las bibliotecas son mucho más complicados que los de Google, Amazon o Apple. ¿Por qué hay mucha más gente que compra libros electrónicos en Amazon que libros impresos y, sin embargo, no se prestan más libros electrónicos en bibliotecas, a pesar de ser gratuitos?, se pregunta. Son cinco los puntos que Roskill recomienda a las bibliotecas:

  1. Enfocarse hacia los dispositivos móviles, que cada vez utiliza más gente.
  2. Hacer los sitios web más fáciles de usar, elegantes y de forma que enganchen.
  3. Atención al contenido: lo que la gente busca son best sellers, ¿por qué no dárselos?
  4. Curation, selección de contenidos y su puesta en contexto.
  5. Presencia física, que sigue siendo una ventaja competitiva también en el entorno digital.

En definitiva, las bibliotecas deben pensar como un negocio si quieren seguir tendiendo puentes que acorten la brecha económica y digital.

Anuncios

Servicios bibliotecarios en entornos digitales

[Biblioblog] Esta semana he tenido ocasión de participar en el 1er Seminario sobre Servicios de Información, que se convocaba de forma conjunta con la 3a Conferencia Regional sobre Catalogación, actividades que convoca con gran seguimiento el Sistema de Bibliotecas de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí. En el programa, nos encargamos de las conferencias y talleres sobre servicios Alfonso López Yepes (servicios audiovisuales), Nieves González Fernández-Villavicencio (marketing 2.0) y yo (servicios digitales de información).  Además, las ponencias y talleres se completaron con expertos en RDA. Fue un provechoso viaje relámpago,  que sirvió para conocer a un buen grupo de profesionales motivados y con la actitud necesaria para detectar que los cambios ya han llegado y necesitan ser asumidos como parte de nuestra actividad y servicios.

Resumo algunos aspectos de la presentación que empleé en la conferencia, a partir de la cual expresé mi visión sobre los principales aspectos de los servicios digitales que prestan las bibliotecas. En primer lugar, el enfoque en esta ocasión fue, por una parte, relacionar los servicios bibliotecarios tradicionales con los actuales, basados esencialmente en entornos digitales. Por otra parte, la exposición realizaba guiños a otras ciencias, a partir de las cuales, tomándolas como excusa, quise representar la evolución de los servicios bibliotecarios y aquellos aspectos que hoy se deben tener en cuenta, para su implantación, integración o planificación. Estos fueron los temas que se desarrollaron en la ponencia:

  • Geometría de los servicios bibliotecarios: servicios que se prestan en las bibliotecas.
  • Arquitectura de las bibliotecas híbridas: agentes que componen un sistema digital de bibliotecas.
  • Biología de los entornos digtales: desarrollo del apartado anterior (componentes del sistema).
  • Ecología de los contenidos: reutilización, recolección y redifusión de datos.
  • Lexicología de las tecnologías: análisis de entorno digital que afecta a las bibliotecas.
  • Ontología de los servicios bibliotecarios en entornos digitales: servicios, espacios y recursos bibliotecarios.

El servicio al usuario, como única razón de ser de las bibliotecas, fue la idea que arropó al conjunto de los argumentos que se expusieron. El servicio a un usuario, cada día más remoto, pero cada vez más cercano, gracias a que las tecnologias permiten que convivamos con ellos y orientemos los servicios bibliotecarios hacia sus necesidades reales y nuestros medios disponibles.