La evolución del sector: la visión de los profesionales

Nexo, boletín de Doc6

[Biblioblog] Nexo es el boletín informativo que edita Doc6 y desde el que difunde noticias no sólo de sus servicios y productos, sin también sobre innovación, tecnologías aplicables a centros de información y experiencias notables llevadas a cabo en archivos y bibliotecas de todo el mundo. A partir de 2008, con motivo del 20º aniversario de esta empresa, en esta publicación se recogen las prospectivas de profesionales de la información en relación al sector de la información y la documentación. En el número 59 de junio de 2012 se publicó mi opinión sobre la pregunta que los redactores de Nexo realizan sobre las tendencias en nuestros ámbitos. Copio y pego la pregunta y mis respuestas.

¿Cuáles crees que pueden ser las tres principales líneas de innovación en el sector en los próximos años?

Los tres ámbitos hacia los que se debe tender pueden resumirse en: necesidad de la integración de recursos, enriquecimiento de los servicios remotos y aumento del protagonismo real de los usuarios.

En primer lugar, la integración efectiva de los datos de los documentos que una biblioteca posee o tiene contratados (catálogo, repositorio, recursos comerciales, fuentes abiertas) es una demanda que se consigue mediante el empleo de estándares interoperables y tecnologías semánticas. Además, los catálogos y repositorios deben ofrecerse en forma de datos abiertos, para que estén presentes en buscadores académicos y recolectores.

En segundo lugar, los servicios telemáticos son prioritarios, por lo que la información debe adaptarse a todo tipo de dispositivos, plataformas y formatos. En este aspecto, los retos actuales son, por parte de las bibliotecas, la creación de información para dispositivos móviles y, por parte de los editores, la distribución de libros electrónicos que puedan ser tratados en las bibliotecas en las mismas condiciones que un libro impreso.

En tercer lugar, los usuarios serán los protagonistas de la actividad bibliotecaria, incrementando la relación con los mismos a través de las tecnologías participativas, apoyándoles en sus demandas de información y guiándoles en los recursos disponibles.

[El espacio en el boletín no daba para más, pero seguiremos opinando sobre este tema y difundiéndolo desde nuestro Biblioblog]

Anuncios

Las bibliotecas necesitan frikis

info_pills2[Biblioblog] En el mundo de la moda, cuando alguien se adelanta a su tiempo y marca tendencias es cool y está a la última, lo que contribuye a su prestigio social. Incluso existe la valiosa profesión del cazador de tendencias, cuya labor es la de identificar lo que todo el mundo querrá ponerse en la próxima temporada, de manera que las empresas puedan llenar sus escaparates a tiempo.

En el mundo de la tecnología sucede más bien al contrario: los primeros en emplear las últimas novedades son considerados freaks (monstruos en inglés, nada menos), frikis, término que se asocia a personas marginadas, poco integradas en la sociedad. Sin embargo, esos frikis son realmente adelantados a su tiempo, early adopters, prueban antes que nadie productos o servicios y realmente deciden lo que vale y lo que no. Así, realmente se puede decir que marcan tendencias. Sin embargo, es paradójico cómo el mismo fenómeno es percibido en unas áreas u otras de forma completamente opuesta.

Pero de la misma manera que en el mundo de la moda hubo un cierto conservadurismo en su día (hoy no tan bien visto, quizás por el imperativo del mercado de renovar el vestuario cada temporada), posiblemente la percepción cambiará con respecto a la tecnología, y lo que ayer fue percibido de forma despectiva mañana puede ser la tónica general. Eso sí: evitemos ser modernos por el mero hecho de serlo.

En publicaciones profesionales y encuentros del ámbito de la Biblioteconomía se habla de prospectiva, que en palabras de la RAE es el conjunto de análisis y estudios realizados con el fin de explorar o de predecir el futuro en una determinada materia. En un mundo, el de la información, en el que todo cambia rápidamente, adelantarse y ser los primeros en saber (y marcar) por dónde irán los tiros supone un riesgo, pero también una ventaja, y contribuye a que los usuarios perciban nuestros servicios como más modernos y adecuados a nuestro tiempo. Así, seamos un poco frikis. Descartemos los tópicos como que las personas que emplean internet son más introvertidas (recomiendo para el ejercicio la lectura del artículo de Tomàs Baiget en el último número de El Profesional de la Información) o que la tecnología deshumaniza, que sólo denotan miedo a lo desconocido y nos dejan indefensos ante las demandas de los usuarios. Tomemos diariamente una píldora de información o, simplemente, intentemos pensar como lo haría otro.