¿Cómo sería un mundo de antibibliotecas?

En el IFLA Trend Report 2017 Update Karl Schroeder introduce el concepto de antibiblioteca, una biblioteca donde toda la información es falsa y cuyo objetivo es confundir a la gente:

«La antibiblioteca contiene millones de textos, artículos y ensayos , todos aparentemente escritos por reputadodos autores históricos. Hay biografías de estos autores —todas fabricadas— e historias de sus disputas y duelos y de las escuelas de pensamiento que han crecido a su alrededor.»

Al leerlo he recordado la estupenda novela de Susanna Clarke Jonathan Strange y el señor Norrell, que está plagada de referencias a obras ficticias sobre magia y menciones a magos ilustres, también inventados. Sería un buen ejemplar para la antibiblioteca de ser considerada una novela histórica en lugar de la obra de ficción que es.

La antibiblioteca podría ser el comienzo de una historia de ciencia ficción o de una distopía, pero resulta evidente que es realmente una porción de la internet actual, en la que se publican y transmiten con facilidad noticias falsas y bulos al servicio de intereses concretos. Lo interesante de esta antibiblioteca es su fuerza para poner en valor a nuestras actuales bibliotecas y su función de preservación del conocimiento.

Ejercitemos un poco la imaginación: ¿cómo crees que sería un mundo de antibibliotecas?

Anuncios