RDA, las nuevas reglas de catalogación

Resource Description and Access (RDA) será el código catalográfico más empleado a partir de 2009. Desde el año 2004 se trabaja en una nueva norma que sustituya a la segunda edición de las Reglas de Catalogación Anglo-Americanas (AACR2), las reglas de catalogación que son utilizadas en la mayoría de las bibliotecas de todo el mundo. Las RDA se basan en los modelos conceptuaes desarrollados por la IFLA para la identificación de las relaciones entre una obra y su autor; concretamente, siguen las pautas de los Requisitos funcionales para los registros bibliográficos (FRBR) y de los Requisitos funcionales para los datos de autoridades (FRAD). Estos dos modelos, en los que se basa RDA, parten de la necesidad de los usuarios de encontrar, identificar, seleccionar y obtener los recursos que una biblioteca pueda facilitarle. RDA reúne la información necesaria para describir un recurso, dejando atrás la mera visualización de la información, obtetivo de la catalogación actual. En octubre de 2007 las principales agencias bibliográficas de Australia, Canadá, Estados Unidos y Reino Unido decidieron dar su apoyo incondicional a RDA y crear un comité conjunto para su desarrollo y aplicación. En el tercer trimestre de 2009 RDA estará disponible y sustituirá definitivamente a las AACR2. Hasta entonces, sigue abierto un periodo de envío de comentarios para la mejora de la versión actual. Toda la información sobre RDA está disponible en la web del JSC, el Joint Steering Committee for Development of RDA. RDA permite la interoperabilidad entre diferentes modelos de metadatos, ya que el comité que las ha desarrollado ha trabajado de forma conjunta con la comunidad Dublin Core, la oficina de estándares del MARC21 de la Biblioteca del Congreso, el grupo de IFLA de catalogación y el sector editorial en relación a la norma ONIX. La información descrita con RDA será fácilmente integrable con catálogos de bibliotecas, de editoriales, bases de datos y servicios bibliográficos. RDA se crea pensando en la información digital y en entornos de trabajo basados en la web. RDA permitirá interfaces de OPAC más acordes con las necesidades informativas y de localización de las bibliotecas, así como un mejor intercambio de información con los usuarios, que podrán incluir sus notas en los catálogos. RDA es compatible con AACR2 y su principal novedad es que la forma de muchos encabezamientos cambiará, siguiendo lo establecido en los diferentes requisitos funcionales de la IFLA. 2009 será el año en que la catalogación se adaptará a la nuevas formas de acceso a la información.

Anuncios

Revisión de los principios internacionales de catalogación

La IFLA ha difundido el borrador de la Declaración de los Principios Internacionales de Catalogación. El documento presenta la última versión de estos principios y se somete a revisión internacional, a fin de obtener la versión final. Los profesionales que quieran contribuir con sus observaciones pueden enviar sus observaciones hasta el 30 de junio de 2008. El documento que ahora se presenta para su revisión final comenzó a elaborarse en 2003 y tras sucesivas reuniones, previa recepción y valoración de los comentarios que se envíen en este periodo de revisión, será aprobado de forma definitiva por las secciones específicas de la IFLA. Los principios que se quieren aprobar se asientan en las bases catalográficas internacionales, así como sobre los modelos conceptuales de los Functional Requirements for Bibliographic Records (FRBR) y Functional Requirements for Authority Data (FRAD).

Enlaces permanentes para los registros del catálogo en la Library of Congress

La Library of Congress ha pasado a enlazar los registros de su catálogo con permalinks, URLs persistentes, que no cambian con el paso del tiempo. Estos enlaces son construidos a partir de un código de control, que no es más que un identificador asignado por la biblioteca, tal y como señalan en su página dedicada a FAQs. De esta manera es posible citar los registros bibliográficos enlazándolos con su URL y chequear la disponibilidad de un documento rápidamente. Además es posible enlazar con los formatos MARCXML, Mods y Dublin Core de dichos registros añadiéndole a la URL el subdirectorio /marcxml, /mods o /dc, como en este ejemplo. Esta novedad, que ya había sido debatida anteriormente para servicios como LibraryThing o Google Books, amplía la posibilidad de añadir los registros catalográficos a sitios de bookmarking social como del.icio.us, como señala The Geek Librarian, y mejorar así su visibilidad.

ISBD unificada

El trabajo del Grupo de Revisión de las ISBD de la IFLA, comenzado en 2003 para estudiar la unificación de todas las ISBD especializadas en una única publicación, ha finalizado con la edición de las ISBD unificada, que de momento se ha editado en inglés como ISBD preliminary consolidated edition. El nuevo texto fue aprobado en marzo de 2007 y presentado en la Conferencia de la IFLA de Durban en agosto de 2007 mediante una comunicación titulada ISBD unificada, un paso adelante, de las que son autoras Elena Escolano, presidenta del Grupo de Revisión de las ISBD y Dorothy McGarry, presidenta del Grupo de Estudio de Direcciones Futuras de las ISBD. Elena Escolano, presentó también de forma detallada la actividad de los grupos de revisión y estudio y la nueva edición de las normas de descripción en una sesión informativa en la Biblioteca Nacional de España, donde desarrolla su actividad profesional. Algunos de los cambios que Escolano aporta en su informe son variaciones en la puntuación prescrita con vistas a una mayor interoperabilidad con esquemas de metadatos; la introducción de definiciones en el Glosario; cambios en el área 3; o la introducción obligatoria del ISSN en el área 6, si se dispone de esta información. Las nuevas ISBD se han desarrollado teniendo en cuenta los FRBR, cuyo mapa de equivalencias también está ya realizado.

Manual sobre catálogos automatizados

La Universidad de Salamanca, en coedición con la Imprensa da Universidad de Coimbra, ha publicado, en su colección Manuales universitarios, la obra Los sistemas automatizados de acceso a la información bibliográfica: evaluación y tendencias en la era de Internet, de la que es autor Genaro Luis García López, profesor del Departamento de Biblioteconomía y Documentación de esta universidad. Se trata de una monografía en la que se estudian los catálogos automatizados bibliotecarios, con un contenido apoyado en la consulta de un buen número de publicaciones especializadas. Por una parte, se describen la historia, tipología, interfaces, modelos y tendencias de los OPAC, ofreciendo el estado de la cuestión y los aspectos de interés relacionados con los catálogos bibliotecarios. Además, la obra se enfoca también hacia la evaluación de los catálogos o las bases de datos bibliográficas de las bibliotecas, incluyendo capítulos sobre métodos de análisis y recogida de datos, así como indicadores para la evaluación; además, analiza la evaluación de la recuperación de la información, el acceso por materias, la base de datos, las interfaces o la presentación de la información.

Catálogo colectivo internacional

OCLC ha puesto en línea para su consulta pública el catálogo colectivo WorldCat. Desde este servicio se pueden consultar más de un billón de registros bibliográficos, correspondientes a cerca de setenta millones de documentos, depositados en 18.000 bibliotecas de todo el mundo. El catálogo presenta una interfaz novedosa, que también se ofrece en castellano. Las búsquedas pueden ir matizándose a partir de criterios facetados. En la base de datos se pueden consultar cerca de tres millones de documentos en español y unos cincuenta mil en catalán. El acceso a WorldCat puede accerse también desde las barras de búsqueda de Google y Yahoo!, así como integrarse en el menú de consultas de Mozilla Firefox.

Tesauro mundial de patrimonio documental

El primer tesauro multilingüe de dominio cultural ya está accesible, de forma libre y gratuita en Internet. Pensado para facilitar a los expertos del patrimonio documental el acceso a diferentes conceptos, experiencias y políticas culturales, mediante la identificación de términos y conceptos en diferentes idiomas, así como la búsqueda y recuperación de la información sobre experiencias y políticas europeas del patrimonio, tanto legislativas como administrativas. Ofrece, además, una herramienta de control terminológico para una mejor comprensión de los conceptos incluidos en los informes de la base de datos de políticas y patrimonio. Realizado por la Red Europea de Patrimonio (HEREIN), en la actualidad contiene más de 500 términos en siete lenguas (inglés, francés, alemán, español, búlgaro, polaco y esloveno), teniendo previsto en un futuro próximo recoger otras once lenguas.