Nube de etiquetas de la XV Jornada de Gestión de la Información

nube #15JGI

No es fácil resumir en unos pocos párrafos los contenidos de un evento sin caer en un mero desglose del programa. Y más si es tan intenso como la XV Jornada de Gestión de la Información que se celebró en pasado 21 de noviembre, organizado por SEDIC. Tampoco considero que el esfuerzo sea necesario en una época en que todo queda registrado y publicado en vídeo.

Gracias a Twitter, Tweet-tag y un poquito de trabajo para procesar la información podemos obtener una nube de etiquetas a partir de las palabras más citadas por las personas que tuitearon con la etiqueta de la Jornada, #15JGI.

Un total de 1.196 tuits publicados durante el día 21 desde 243 cuentas de Twitter consiguieron que en algunos momentos la etiqueta se posicionara como Trending Topic en España; el momento fue recogido por @acarrillop. Estos datos reflejan el interés de los asistentes por los contenidos, que giraron en torno a tres ejes: contenidos digitales, financiación de proyectos y gestión de contenidos y dispositivos.

La fórmula del éxito tiene tres ingredientes: puntos de vista de personas externas a la profesión, que enriquecen los contenidos, el formato de debate de las mesas, más ágiles que las exposiciones, y temas actuales y de interés. Todo ello convierte a esta Jornada anual en una de las citas imprescindibles para los profesionales.

Diversidad de puntos de vista sobre contenidos digitales en la Jornada de Gestión de la Información

Jornada SEDIC

¿Por qué hay no hay que perderse este año la Jornada de Gestión de la Información de SEDIC? Porque es una oportunidad única para abrir nuestras perspectivas, contactar de forma real con profesionales de diferentes ámbitos y conocer experiencias en el entorno digital desde muy diferentes puntos de vista: el de editores, medios de comunicación, expertos en propiedad intelectual, emprendedores, proyectos innovadores o inversores.

La XV Jornada de Gestión de la Información se celebrará  el próximo 21 de noviembre en la Biblioteca Nacional. En esta edición el hilo conductor está en los contenidos digitales, abordados desde una perspectiva integral que va desde la creación y gestión de contenidos hasta la financiación y costes de proyectos de innovación, un tema que pocas veces se trata.

Tal y como se explica en el programa de la Jornada, se analizarán las virtudes y problemas relativos a la conectividad, ubicuidad, movilidad, costes, permanencia y competitividad de los productos digitales y los e-books. Una posición práctica, que busca encontrar un equilibrio entre la sostenibilidad económica del sector de la gestión de información y el libre acceso al conocimiento. El contenido se articulará en torno a ponencias, mesas redondas y experiencias que se encuadran en el espacio innovador de los siguientes bloques temáticos:

  • Creación y explotación de contenidos digitales: casos prácticos de aplicación de Linked Open Data y perfiles profesionales más demandados.
  • Financiación y costes de proyectos innovadores, barajando opciones como crowdfunding o business angels.
  • Gestión de contenidos y dispositivos digitales, con el punto de mira en las líneas de futuro en el sector editorial desde un punto de vista jurídico, documental y editorial.

Toda la información sobre el programa, los ponentes y cómo inscribirse, en la web de la Jornada: www.sedic.es/xv_jornadasgestion.

Bibliocatarios: la cuarta bibliocata da en el blanco

Biblioteca Municipal de Olmedo

Biblioteca Municipal de Olmedo

Un año más nos reunimos bibliotecarios y especies afines en torno a dos de nuestras aficiones: las bibliotecas y la cultura (enológica). Dicho menos formalmente: la cuarta bibliocata está ya convocada. El sábado 10 de marzo nos volveremos a reunir bibliotecarios y bibliotecarias para conocer una biblioteca y para proceder a la cata anual. En esta ocasión hemos elegido el entorno de Rueda (Valladolid), donde probaremos sus vinos blancos, una vez hecha la visita a la Biblioteca Municipal de Olmedo, también en Valladolid. Seguimos visitando bibliotecas municipales y aprendiendo y degustando variedades de vino, en esta ocasión dejamos riojas y riberas y nos vamos al blanco de Rueda.

La convocatoria está abierta a las personas que deseen asistir, para ello sólo pedimos que te gusten las bibliotecas y que estés a gusto hablando de bibliotecas mientras tomas unos vinos con compañeros. Como otros años, la bibliocata incluye la visita a una biblioteca (Olmedo) y a una bodega (Mocén), donde también comeremos.

Puedes venir con parejas o amistades (incluso niños), pero te pedimos que nos lo comuniques en el formulario que hemos preparado, para poder organizar la comida y tener tu contacto para enviarte las informaciones sobre la bibliocata que vayan surgiendo. Los que nos desplacemos tenemos pensado hacer noches en Medina del Campo (ver Oficina de Turismo)

Los datos del programa son los siguientes:

Sábado 10 marzo 2012

  • 9:30 h. Visita a la Biblioteca Pública de Olmedo: P/ Mayor nº 12 Olmedo. Se trata de una biblioteca con interés arquitectónico y mucha actividad como biblioteca municipal.
  • 12:00 h. Visita Bodegas Mocén: La visita incluye bodega (2 km de bodega, con alguna parte del S. XVI, pinacoteca y biblioteca. Calle Arribas 7-9 Rueda.
  • 14:30 h. Comida en la misma bodega. Precio menú 40€ (menú infantil 20 € en ese caso indicarlo en el campo observaciones del formulario)

Domingo 11 marzo 2012

  • Si hay personas interesadas, nos iremos de Visita a Urueña (Villa del Libro), para conocer el pueblo histórico, las librerías y la exposición permanente “Entre líneas” sobre historia del libro.

Indica en el formulario si te unes a la bibliocata en la biblioteca o en la bodega y si te interesa la visita del domingo.

Si quieres conocer cómo fueron las anteriores bibliocatas puedes consultar las siguientes direcciones:

Biblioblog: Bibliocata 2009 Elciego | 2010 Peñafiel | 2011 Briones
Pinterest: Fotos de las bibliocatas
Flicker: #bibliocata

Ya sabes, si trabajas (con gusto) en bibliotecas y si quieres tomarte un vino con otros bibliotecarios, te esperamos en la cuarta bibliocata.

Compartir Compartir nota en Twitter Compartir nota en Facebook

A cada realidad, la biblioteca tiene un significado (8º Encuentro Nacional de Biblioredes)

biblioredes

Diferentes momentos del 8º Encuentro Nacional de Biblioredes

[Biblioblog] Siguiendo la estela de compañeros y vecinos de blog (Jose, Dídac, Fernando y Catuxa dejaron huella y se nota) embarqué la semana pasada, junto con Nieves González, la mejor compañía que un viajero pueda tener y una fuente constante de motivación, hacia el 8º Encuentro Nacional de BiblioRedes, celebrado en la localidad chilena de Olmué los días 15 y 16 de junio. BiblioRedes, el programa de la DIBAM en marcha desde 2002, tiene el objetivo de promover el desarrollo sociocultural de los chilenos desde la biblioteca pública con el apoyo de la tecnología. Una tecnología, y muy especialmente las redes sociales, que se emplean con naturalidad, entendidas en el sentido más estricto como herramientas de comunicación, como espacios de conversación y acercamiento en un país con grandes diferencias geográficas y socioeconómicas. Pero más allá de todo ello, BiblioRedes es un programa que pone en valor el trabajo de bibliotecas en lugares remotos, donde son el único equipamiento cercano al ciudadano, y las comunica entre sí y a escala global.

Tras dos días intensos en contenidos y emociones, en los que entendí por qué mi compañero de blog, Fernando, dice que tenemos mucho que aprender y donde los protagonistas fueron las propias bibliotecas y las personas encargadas de ellas (Paola Gallegos nos recordó en varias ocasiones durante su intervención el mantra “soy biblioteca pública”, que deberíamos repetir todas las mañanas quienes trabajamos en esto), me gustaría señalar algunas palabras que no quisiera olvidar.

Escuchar fue quizás uno de los términos más recurrentes, escuchar al usuario para conocer cuáles son sus necesidades y cubrirlas. De ello hablaron Paula Larraín (de la Biblioteca de Santiago, quien nos regaló la experiencia de los TwitteRelatos, todo un ejemplo de escucha al usuario), Sandra Fried (Fundación Bill & Melinda Gates), Marcia Díaz (encargada del Laboratorio Regional BiblioRedes del Centro Penitenciario de Iquique), Lucía Araneda (Biblioteca de Licantén) y otros.

El verbo capacitar, que significa hacer capaz a la gente, ¿acaso no resume la función de las bibliotecas?

Advocacy fue el término que aprendí de Sandra Fried, sin traducción al castellano, una mezcla entre comunicación, marketing y posicionamiento que implica transmitir, contar lo que hacemos, dar voz a las historias de los usuarios, pues ellas transmiten mejor que nadie el valor de la biblioteca.

La experiencia como fuente de inspiración y motivación es lo que nos transmitieron Paola Gallegos (dando voz a la Biblioteca de Puyehue y todas aquellas que sufrieron los efectos del cercano terremoto que sufrió Chile), Perty Coronado (Biblioteca de la Comuna de Corral) o Marcia Díaz, quienes a través de sus experiencias nos hicieron reflexionar sobre cómo enfrentarse a las dificultades diarias… y también a la ausencia de dificultades.

En beta perpetua, en progreso… las bibliotecas chilenas trabajan para mejorar, tal y como nos transmitieron Paola Gallegos, Magdalena Krebs (directora de la DIBAM)  y Gonzalo Oyarzun (Subdirector del Sistema Nacional de Bibliotecas Públicas), entre otros.

A bailar, nos invitó Nieves, que nos guió por el árido camino de la planificación y el marketing a través de la Feria de Sevilla y consiguió ponernos a todos a dar palmas. Pero bailar es algo más, sin duda, es una actitud vital que Nieves transmite especialmente.

“Para triunfar debes estar enamorado de tu idea”, decía un tuit de @aracorbo (vía @javiercelaya) publicado en la mañana del día 15 y que en seguida conectamos con lo que allí estaba sucediendo: se notaba que todos los que estábamos allí nos sentíamos enamorados de las bibliotecas, ¿Será ese el secreto del éxito realmente? En fin, Nieves lo explica en su blog, no se pierdan los vídeos.

A cada realidad, la biblioteca tiene un significado, por eso hay que escuchar lo que necesita nuestra comunidad de nosotros, para darle sentido a nuestra biblioteca, que por lo tanto no es igual que la del vecino o la de cualquier otro lugar del planeta.

En la web del Encuentro se encuentran todas las presentaciones de los expositores, así como una crónica exhaustiva de las intervenciones y en breve estarán disponibles los vídeos también. Nieves González ha recopilado todos los tuits en tres partes (primera, segunda y tercera).

Las 19as Jornadas de Bibliotecas Infantiles, Juveniles y Escolares de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez en 15 tuits

[Biblioblog] Del 2 al 4 de junio, la Fundación Germán Sánchez Ruipérez celebró sus Jornadas de Bibliotecas Infantiles, Juveniles y Escolares, cuyo título Bibliotecas y escuelas participativas: ¿qué va a pasar en el universo 2.0? indicaba que la línea argumental era la web social y su incidencia en bibliotecas y centros educativos. Para saber lo sucedido durante estos días se puede consultar la etiqueta #19jornadasFGSR en Twitter, Lecturalab y los blogs de Nieves González (El vuelo de los gansos… como nunca en la FGSR) y Deakialli, este último con una amplia cobertura por parte de Catuxa Seoane (Explorando la web 2.0, con mapas pero sin brújulaJóvenes lectores, álbumes, novelas, ipads, arte, música…Community manager, ¿dónde termina el marketing y comienza la biblioteca?Ya estamos todos, ¿y ahora qué? Las redes sociales hoy y Del conocimiento sólido a la cultura líquida, Manuel Area).

En Biblioblog queremos hacer nuestro personal resumen seleccionando los 15 tuits que nos han parecido más significativos, y que son estos (léanse como si se leyera en Twitter, los tuits más antiguos abajo):

19jornadasfgsr

I&D for dummies

ABD/BVD

La Asociación Belga de Documentación convoca anualmente Inforum

[Biblioblog] I&D: for dummies??? ha sido el título de inforum, el foro profesional que anualmente convoca la ABD/BVD, Asociación Belga de Documentación. Cada año, se elige un tema de actualidad y a los expertos adecuados para las diferentes ponencias y mesas en las que debatir el estado de la cuestión del tema seleccionado. Pero últimamente están pasando muchas cosas en nuestra profesión, los cambios tecnológicos nos están abriendo múltiples caminos para prestar nuevos servicios o prestar servicios tradicionales con nuevas formas. Esto lo debieron tener claro los colegas belgas cuando diseñaron el programa de su inforum 2011, celebrado ayer y que, por su originalidad y oportunidad quiero comentar en este biblioblog. Para empezar el lema o ha sido un acierto, pero no sólo por el título en sí (Información y Documentación para principiantes, viene a ser, pero con el matiz de dummies que en nuestros manuales de informática se dio en llamar torpes), sino por las tres interrogaciones (???). Ya no somos dummies, no somos principiantes ¿o sí? porque cierto aire de despistados seguimos transmitiendo. Resulta que llevamos toda la vida en esto y no paran de aparecer tecnologías, palabras, servicios… que nos hacen sentir constantemene ignorantes (aprendices en beta continua, que diríamos los dosceristas). Los organizadores del seminario belga seleccionaron seis temas que consideraron de interés para la profesión y encargaron ponencias sobre los mismos a diferentes especialistas. Las materias tratadas en el foro – que se cuentan aquí como seis temas de actualidad profesional para bibliotecarios en beta continua- fueron los siguientes:

  • OAI-PMH y repositorios institucionales
  • La biblioteca en Twitter
  • Referencia digital
  • Códigos QR
  • Servicios en la nube
  • Internet de las personas

Todas las presentaciones se encuentran disponibles en sus versiones pdf, incluida la que se no se presentó, pero se entregó (eso es formalidad). Me gusta la selección de temas de actualidad realizada. Caben más temas, alguno ya no se puede considerar de hoy, pero todos encajan en una propuesta sobre “qué está pasando” en la profesión. De las presentaciones me surgen algunas preguntas:

– ¿por qué todavía no sabemos que el software libre ha demostrado con creces estar preparado para cualquier tipo de repositorio documental?

– ¿por qué hay bibliotecas que aún no han entendido que Twitter es una herramienta para enriquecer nuestros servicios de información?

– ¿por qué las bibliotecas no diseñan los servicios de referencia digital como un servicio bibliotecario más?

– ¿por qué se sigue identificando cloud computing con trabajar con servidores remotos comerciales olvidando la nube participativa, que es el grueso de este tipo de servicios en la nube?

– ¿por qué no pasamos ya del experimento con cacharritos a la generación de contenidos con códigos bidimensionales para dispositivos móviles?

– ¿por qué en las bibliotecas no aprendemos de los servicios basados en la Internet de las personas y de la experiencia de usuario para orientar nuestros contenidos y servicios telemáticos?

Y ¿por qué me quedo tan a gusto soltanto mis porqués?

Cuando el pasado es el presente y el presente es el futuro

Bibliosalud 2011 - Imagen por Ricardo Onís

[Biblioblog] Las XIV Jornadas Nacionales de Información y Documentación se celebraron en Cádiz durante los días 13, 14 y 15 de abril de 2011. Su lema –25 años proyectando futuro– dejaba claro que se trataba de una convocatoria en la que se quería recordar la larga trayectoria de uno de los congresos más veteranos del panorama profesional, ya que la primera edición se celebró en 1986, muy cercana a las I Jornadas Españolas de Documentación de Fesabid, de 1984 y a las I Jornadas Bibliotecarias de Andalucía, de 1981. Bibliosalud 2011 se confeccionó a partir de un programa en el que las sesiones formativas, los debates sobre las tendencias profesionales y las reflexiones del colectivo de documentación biomédica se integraran de forma clara. Así, en un excelente marco físico y con una organización cuidada hasta detalles inapreciables, se desarrolló Bibliosalud 2011, jornadas profesionales modélicas, en cuanto a diseño de contenidos, desarrollo de los mismos y participación de los asistentes. En esta edición se presentó el Museo Bibliosalud, en el que se pueden descargar las actas de las diferentes ediciones. De igual forma, se presentó una monografía con el análisis de las aportaciones presentadas en las convocatorias precedentes.

Tuve el privilegio de ofrecer la conferencia de clausura, a la que, nada más confirmar mi disponibilidad, di el título de Cuando el pasado es el presente y el presente es el futuro, que podría servir para un debate sobre cualquier tema, pero que tenía un claro objetivo: reflexionar sobre la anatomía de un oficio que tiene los pies en la tradición, las manos en la acción real y los ojos en las posibilidades. Se trataba de un ejercicio dialéctico que tenía la pretensión decidida de asentar que trabajamos en una profesión que no ha cambiado en su fondo, pero sí en sus formas. Estamos en un momento socioprofesional en el que los lapiceros conviven sin traumas con las tabletas. Organizamos y difundimos recursos desde que existimos, pero hoy es un error hacerlo sin más como aprendimos.

Las jornadas estuvieron muy volcadas hacia una difusión y cooperación a través de Twitter. Por ese motivo, en la conferencia usé este medio para difundir mis ideas en forma de tweets, que se proyectaron en una pantalla de gran formato, de forma conjunta con las apreciaciones que fueron haciendo los asistentes. En esta nota de Biblioblog, tercera edición, desarrollo los contenidos de los breves textos compartidos durante la sesión de clausura, a fin de precisar las ideas expuestas.

La geometría de la información se basa en un pentágono formado por personas, espacios, recursos, servicios y medios.

Las personas son los usuarios y somos nosotros, los profesionales de la información. En cuánto a los usuarios cabe preguntarse ¿para quién prestamos servicios? Nuestro pasado era claro: aquellas personas que estaban vinculadas a nuestra entidad o a nuestra colectividad; pero ahora, los usuarios son más y, por este motivo, debemos asumir y así lo hacemos, que nuestros servicios llegarán tan lejos como deseemos; a tanta gente, como pretendamos. Nada nuevo, pero hay que decirlo, que teniendo claros los objetivos, tendremos más fácil el alcanzarlos. Por otra parte, en esta geometría documental juegan un evidente papel protagonista los profesionales. ¿Cuáles son las claves de nuestro presente/futuro?: nuestra formación (más la formación continua constante, a menudo como autoformación), las competencias (o la capacidad para demostrar que sabemos hacer nuestro trabajo), las relaciones (o las redes profesionales que sepamos tejer para apoyarnos) y nuestra actitud (o la predisposición para asumir la necesidad de formación, la calidad en el ejercicio de nuestras competencias y la pertenencia a colectivos con los que relacionarnos, apoyarnos y cooperar). Las denominaciones de nuestras profesiones se entremezclan y son importantes, porque indican matices, pero, pienso que la esencia es la misma. No todos somos bibliotecarios, archiveros o documentalistas, pero todos administramos información y documentos, todos somos profesionales de la información. Y es la información la que marca nuestro servicio, lo que podemos denominar nuestras 3 O: obtener, organizar, ofrecer información. El presente marca el futuro, seremos híbridos, de hecho ya somos profesionales híbridos: documentalistas, periodistas, informáticos, gestores de comunidades, economistas…

Bibliosalud 2011Espacios, recursos y servicios son tres caras de esta geometría de la información y en ambos casos, el presente nos sitúa en un entorno digital que cada vez cobra más protagonismo. En los espacios, la realidad apunta hacia un futuro inmediato (ya presente) en el que los servicios web o móviles no deben ser considerados escaparates, sino espacios reales donde se atienden personas. No empleamos espacios virtuales como apariencia de una realidad aparente, sino espacios telemáticos, con servicios reales en los que personas atienden a otras personas. En los espacios digitales se ofrecen recursos y servicios reales. Los recursos son más, ya que a nuestras colecciones le añadimos aquéllas a las que damos acceso. Los servicios son más, porque disponemos de mayor número de herramientas para ofrecer la información que seleccionamos, organismos y difundimos. Es un suma y sigue. No damos la espalda a nuestro pasado, lo asumimos y lo integramos en un presente/futuro, en el que el crecimiento de los recursos es exponencial y nuestros servicios cada vez requieren una mayor dedicación a la selección, valoración y acreditación de la información de calidad. Los servicios se basan en medios tecnológicos, que siguen sorprendiéndonos por su capacidad de ofrecer herramientas maleables en las que basarnos para procesar nuestros recursos y ofrecer nuestros servicios.

Los medios cierran las aristas del pentágono de nuestra actividad. Los medios, entendidos como las herramientas y dispositivos que empleamos para ofrecer los servicios y dar acceso a los recursos, siguen partiendo de concepciones del pasado, que integran de manera natural -pero muchas veces inadecuada- con las posibilidades del presente/futuro. Los medios van desde el catálogo a las redes, desde las fotocopias a las plataformas de descubrimiento, desde las bibliografías destacadas a la exportación de referencias en formatos de intercambio bibliográfico. Pasado, presente y futuro se mezclan, a partir de las tecnologías que, entre otras consecuencias, han difuminado la frontera entre medio y fin, entre el cómo y el qué. Los medios marcan el futuro y requieren cambios en nuestros sistema de relación y comunicación, así como en nuestros procesos, pero el presente demuestra que no estamos siendo capaces de separarnos de una mentalidad demasiado aferrada a procesos descriptivos milimétricos y a la creación de herramientas basadas en la localización de documentos en espacios físicos. Incluso, tras la entrada en los medios sociales, parece que damos la sensación de que nos estamos adaptando a los tiempos, al estar presentes -sin objetivos definitivos- en toda red con la que nos topamos. Estamos haciendo un uso adolescente de los medios sociales, que empleamos de forma irreflexiva y falta de planificación, a pesar de que las posibilidades como herramientas de comunicación y difusión de información son extraordinarias. Planteamos el uso de los medios sociales como espacios para ganar fama, que confundimos con el valor de los servicios, con el mérito de ofrecer información de utilidad. Confundimos fama con mérito, cuando fama y mérito tienen que ir unidos.

El sentido de nuestro trabajo es indiscutible, pero es necesario redefinirnos para reafirmarnos. Hay que plantear cuál es el presente de nuestros servicios, procedimientos, recursos, medios/formas y nuestro perfil para adaptarnos a la sociedad digital, de la que formamos parte. La oferta es mayor en la cultura digital y el futuro nos favorece, porque sabemos (debemos saber) administrar esa oferta. Da igual que trabajemos en sectores públicos o privados, somos un colectivo que busca el procomún. Hemos pasado de la cooperación bibliotecaria a la redes socioprofesionales. Seguimos compartiendo proyectos o sistemas automatizados, pero también comenzamos a integrar nuestros recursos y a ofrecer nuestros datos y documentos para que sean redifundidos. En un presente en el que la cooperación la hacen las máquinas, las personas -los profesionales de la información- deben darle un sentido mayor a su actividad, que tenga en cuenta las posibilidades tecnológicas y, sobre todo, el futuro en el que la ecología de los contenidos está marcando el presente. Una ecología que consiste en la reutilización, recolección y redifusión de datos/documentos. La reutilización de los contenidos se está manifestando ya en catálogos participativos, en las posibilidades de exportación de registros, en las tendencias de datos enlazados o en las plataformas de metabúsqueda. De igual forma, la recolección se muestra en la normalización de descripción y protocolos que se emplean en repositorios de datos y documentos en acceso abierto. Además, la redifusión que permite la sindicación, y que está presente en escritorios virtuales o favoritos sociales, ha revolucionado la forma en la que podemos informarnos y dar servicios de información.

¿Y cuál es el futuro cercano? Siguiendo los medios y la literatura profesional (y la afín, que hay que recordar que somos una profesión transversal) podemos descifrar cuáles son los temas que convertirán nuestro pasado/presente en presente/futuro: trabajar en la nube, reutilización de los datos, movilidad y contenidos para móvil, formatos y soportes de lectura, … Pero, para abordar el futuro, lo principal es saber que seguimos siendo los expertos en administrar información y que debemos asumir que los nuevos medios requieren un planteamiento reformado de nuestros servicios. Nuestra actitud sitúa nuestro presente más cerca del futuro o del pasado. Es un error olvidarse de nuestra tradición, que es nuestra esencia y nuestra realidad. Es un acierto reivindicar nuestro protagonismo en la innovación y rediseño de servicios de información. El pasado y el futuro están muy próximos. Nuestro es el presente, para decidir hacia donde preferimos dirigir la mirada.

Merlo Vega, José Antonio. Cuando el pasado es el presente y el presente es el futuro. Conferencia de clausura de las XIV Jornadas Nacionales de Información y Documentación en Ciencias de la Salud. Cádiz, 15 de abril de 2011.