Clubes de lectura

Con la llegada del nuevo curso las bibliotecas públicas retoman con fuerza sus actividades y con ellas los clubes de lectura, como un elemento fundamental de fomento de la lectura y participación de los ciudadanos en la vida bibliotecaria. Afortunadamente hoy en día los clubes de lectura son muchos y muy variados en cuanto a su temática y al perfil de sus participantes. Citar entre otras en Castilla la Macha las experiencias de la Biblioteca Pública de Guadalajara, pionera en los club de lectura, y la del Servicio regional de préstamo a clubes de lectura, dedicado al préstamo de lotes de libros, no sólo a las bibliotecas de la región, y al de intercambio de experiencias, apoyo y asesoramiento entre bibliotecas y club de lectura; el Club de lectura de novela negra, de la Biblioteca la Bóbila de Hospitalet, que lleva funcionando desde enero de 2000; la Red de Bibliotecas Públicas de Barcelona que acaba de poner en marcha 8 nuevos clubes de lectura, contando con 50 en 28 bibliotecas; la Red de Bibliotecas Públicas de Navarra, con 15 bibliotecas con clubes de lectura, que dispone de un catálogo de lotes bibliográficos para préstamo e intercambio entre las bibliotecas que integran dicha red; o la Biblioteca Municipal de Peñaranda de Bracamonte con clubes de lectura dirigidos tanto al público infantil y juvenil como al adulto y que disponen de una plataforma virtual para el intercambio de opiniones de sus participantes. Pero esta iniciativa está abriendo nuevos horizontes surgiendo propuestas específicas del entorno virtual como puede ser el Club de lectura del Quijote por internet, experiencia de Pep Bruno en el que participaron integrantes de cuatro clubes de lectura que tuvo lugar entre 2004 y 2005, y que recoge los materiales utilizados en las discusiones y debates; o Libroadictos, sitio web dedicado al debate sobre la lectura de diferentes libros que van cambiando con el paso del tiempo.

La lectura a debate

El pasado mes de abril se celebraron en España dos acontecimientos que tenían como centro de debate la lectura y su fomento en sus distintas vertientes. Por una parte, se celebró en Madrid bajo el lema Reimaginando la lectura la Conferencia Europea sobre el Libro y la Lectura, organizada por la Unión Europea y el Ministerio de Cultura español, en el marco del Acuerdo multianual de cooperación en el ámbito del libro y la lectura, aprobado y cofinanciado por la Comisión Europea dentro del programa Cultura 2000. El objetivo, conocer y debatir sobre los hábitos de lectura, las políticas de fomento y los agentes implicados en su desarrollo en los diferentes países europeos. Las conclusiones del mismo se entregarán oficialmente a la Unión Europea. A su vez, en Cáceres se celebró el I Congreso Nacional de la Lectura organizado por el Ministerio de Cultura y la Junta de Extremadura con el asesoramiento de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez. Este congreso reunió durante tres días a más de 400 profesionales de diversos ámbitos en torno a un amplio programa con representantes de todos los sectores relacionados con la lectura e intentó avanzar hacia una visión clara y completa del fenómeno de la lectura y sus retos en el siglo XXI.

Nuevos planes de fomento de la lectura

La Junta de Andalucía ha presentado su Plan de Lectura y Bibliotecas (Plan LyB) con el que inicia un programa específico de apoyo a bibliotecas escolares y de promoción de la lectura en centros educativos públicos. El plan se desarrollará a lo largo de cuatro cursos académicos y conlleva un presupuesto para la dotación de bibliotecas escolares y puesta en marcha de proyectos de promoción lectora. Otra iniciativa interesante de este plan es la creación de la Biblioteca Virtual Escolar de Andalucía. Por otra parte, la Junta de Castilla y León ha aprobado su Plan de Lectura en el que, entre otros objetivos, se persigue que al término del plan, en el año 2010, la mitad de la población de esta comunidad posea un carnet de biblioteca pública. Un hecho destacable es que se modificará la legislación en materia de lectura pública en esta comunidad, obligando a que exista una biblioteca pública en los municipios mayores de 1.000 habitantes.

Hábitos de lectura y compra de libros, 2005

La Federación de Gremios de Editores de España (FGEE) acaba de publicar para España el Barómetro de hábitos de lectura y compra de libros, 2005. En este barómetro, que se edita periódicamente desde 1999, se va recogiendo de forma trimestral, a través de encuestas, la realidad de los hábitos de lectura y compra de libros en nuestro país, para ofrecer un resumen global de la situación del año de estudio. Según este barómetro la realidad lectora evoluciona positivamente, en 2005 la cifra de lectores se sitúa por encima de años anteriores, elevándose al 57% de la población. La literatura y fundamentalmente la novela sigue siendo lo que más se lee, y el libro más leído, igual que en 2004, el Código Da Vinci, seguido de La sombra del viento. Don Quijote de la Mancha, en el año de su cuarto centenario, se situó en cuarto lugar. Un dato precupante es que por tercer año consecutivo desciende el porcentaje de quienes afirman que el último libro leído procedía de una biblioteca. En 2005 este dato se sitúa en un 3,5%, siendo la compra, con un 47,3%, el medio más habitual de acceso al libro. Las bibliotecas también se sitúan en el último lugar en cuanto al medio mediante el cual los lectores obtienen la información antes de comprar un libro. El estudio dedica un apartado al uso de las bibliotecas. El 28,5% de los lectores han visitado una biblioteca en el último año, de los cuales, en el 80% de los casos, se trataba de una biblioteca pública.

Manifiesto por la lectura

Diversas instituciones relacionadas con la edición, el libro y las bibliotecas, han promovido el Manifiesto por la lectura, en el que se defiende la importancia del hecho lector en la educación y se destaca la necesidad de poseer hábitos lectores en la sociedad actual. El documento plantea reflexiones como la siguiente: “Los últimos años han visto un esfuerzo sin precedentes para la democratización de la cultura a través de la Red: ¿tendremos las mejores bibliotecas del mundo a un clic de distancia y los ciudadanos no podrán acceder a ese tesoro?” El manifiesto constata la función esencial de las familias, las escuelas y sus bibliotecas en el desarrollo del placer por la lectura.

Premio de dinamización lectora

El municipio de Ermua (Vizcaya) ha sido galardonado con el Primer Premio al mejor proyecto de la VIII Campaña de Dinamización Lectora en municipios de menos de 50.000 habitantes, dotado con un lote de libros y 15.000 euros que deben destinarse a la mejora de la biblioteca municipal. El segundo premio se ha llevado la biblioteca de Salas de los Infantes (Burgos) y el tercero lo han compartido Mieres (Asturias) y Navarrete (La Rioja). En la convocatoria de 2004 los premios fueron para Chinchón (Madrid), Alovera (Guadalajara) y Los Santos de Maimona (Badajoz).
El concurso se convoca en virtud de un Convenio de Colaboración entre el Ministerio de Cultura, la Federación Española de Municipios y Provincias y la Fundación Coca Cola. Durante 2005 han sido presentados 516 proyectos por 503 ayuntamientos. En cada campaña se premian 350 proyectos con lotes de libros infantiles y juveniles, que financia el Ministerio de Cultura con 564.950 euros. Complementariamente, desde 2002, la Fundación Coca-Cola financia tres premios, que suman un total de 30.000 euros, repartidos entre el mejor proyecto del año y el segundo y tercer premio.

Promoción de la lectura entre trabajadores

El Ministerio de Cultura y la Unión General de Trabajadores han firmado un convenio de colaboración para el fomento de hábitos lectores en los trabajadores. En nota de prensa, el ministerio español informa de que la colaboración consistirá en la organización de ciclos literarios, conferencias y exposiciones en torno al libro y la lectura. Se acuerdo incluido entre las actividades previstas en el Plan de Fomento de la Lectura 2005-2006, a través del cual se están realizando acciones de cooperación similares con colectivos sociales y administraciones.

Plan de Fomento de la Lectura 2005-2006

El pasado día 10 de octubre fue presentado el Plan de Fomento de la Lectura 2005-2006, que contará con un presupuesto de unos 31 millones de euros y cuyas líneas de actuación son, en primer lugar, el desarrollo de instrumentos de análisis, donde se refleje la actividad lectora, bibliotecaria y libraria mediante estadísticas, mapas y observatorios; en segundo, diferentes proyectos dirigidos a la población escolar como encuentros literarios en centros docentes; en tercero, potenciación de la biblioteca pública como centro de fomento de la lectura con proyectos como la rehabilitación y construcción de nuevas bibliotecas, extensión de las nuevas tecnologías y continuación del plan de dotaciones bibliográficas; en cuarto, una campaña publicitaria con televisión, cine, y publicidad fija y audiovisual (con una inversión de 3.195.000€); en quinto, una amplia gama de actividades de animación a la lectura como la campaña “Libros a la calle”, dinamización lectora en pequeños municipios, participación en ferias, etc.; y en sexto y último lugar, una estrecha colaboración con instituciones educativas y relacionadas con la cultura, Ministerios, Fundaciones y otras de tipo tanto público con privado. Es destacable la mayor atención prestada en esta campaña a los municipios con menos de 50.000 habitantes, a las bibliotecas públicas de gestión transferida a las Comunidades Autónomas en materia de dotación bibliográfica, así como la potenciación por medio de diversas acciones a grupos de población deprimidos socialmente, como inmigrantes, reclusos e incapacitados. Este año se insiste en encaminar al usuario hacia la biblioteca pública a través de la lectura, comenzando por estimular este hábito en el núcleo familiar.

Lectura fácil

Los días 6, 7 y 8 de octubre de 2005 se celebraron en Barcelona las Jornadas Internacionales de Lectura Fácil. Bajo este concepto se agrupan los materiales que se han elaborado para poder ser leídos y entendidos por personas con dificultades lectoras o de comprensión. La IFLA ya ha publicado unas directrices acerca de cómo deben ser este tipo de materiales, que han sido traducidas al catalán por el Col-legi Oficial de Bibliotecaris-Documentalistes de Catalunya, coorganizadores de estas Jornadas (COBDC), junto a la Associació Lectura Fàcil y el Centre for Easy-to-Read de Estocolmo. Entre las conclusiones derivadas de este encuentro se encuentras las siguientes: “La idea de Lectura Fácil nace del concepto de democracia lectora. Es un intento decidido de superación de las desigualdades”; “Es importante fomentar el hábito de la lectura. Las bibliotecas escolares pueden ayudar a los usuarios y colaborar con las entidades para desarrollar este programa”; “Es imprescindible que la redacción de la Ley del Libro, Lecturas y Bibliotecas tenga en cuenta la necesidad de producir, distribuir y difundir los materiales de Lectura Fácil”.

Talleres de lectura en línea

Más de 50 personas se han agrupado en torno a las tecnologías de la información en Peñaranda de Bracamonte para leer El Quijote. Los diferentes clubes de lectura presenciales de la Biblioteca Municipal están intercambiando impresiones y documentación a través del sistema de teleformación y foros del Campus Virtual del Centro Internacional de Tecnologías Avanzadas (CITA) de esta localidad salmantina. Una experiencia similar es la que lleva a cabo el Club de Lectura Virtual de la red de bibliotecas públicas de Barcelona. A través de su web se propondrá cada mes un título y se incluirán materiales de apoyo que ayudarán a contextualizar la obra.