Exposiciones bibliográficas en línea

En esta primera nota de 2011 queremos invitaros a que visitéis un par de exposiciones bibliográficas, sin salir de vuestra casa (o desde donde queráis). Se trata de dos excelentes inciativas, una coordinada por el grupo de trabajo de patrimonio de REBIUN y otras desde Europeana.

América escritaAmérica escrita ha sido organizada por la Red de Bibliotecas Universitarias Españolas (REBIUN), a través de su Grupo de Patrimonio Bibliográfico y fue inaugurada el 20 de diciembre de 2010. En esta exposición virtual se exhiben fondos americanistas de bibliotecas universitarias españolas. La actividad conmemora el segundo centenario de la independencia de las repúblicas americanas. Participa 24 universidades españolas públicas y privadas, más el Archivo General de Indias de Sevilla y en los fondos expuestos se reunido un completo conjunto de los libros más valiosos que custodian las bibliotecas universitarias. La exposición virtual ofrece estudios e imágenes a texto completo de 192 obras manuscritas e impresas en Europa o América hasta 1830, así como de 45 documentos gráficos –planos, mapas, dibujos, diseños de uniformes, escudos de armas, grabados o pinturas–, todo ello distribuido en siete ámbitos temáticos:  1. Espacio y territorio, 2. Personas, 3. El Poder, 4. Cultura,  5. Ciencia y técnica, 6. La América no española, 7. Las Independencias.

La segunda exposición en línea que recomendamos desde Biblioblog es Leyendo Europa: joyas literarias online, que se ofrece con contenidos selectos de Europeana. La exposición presenta 1.000 obras literarias de la literatura europea, a texto completo y seleccionado ediciones singulares. La exposición se puede visitar a partir de países y temas concretos, así como por idiomas o por periodos históricos. Europeana dispone de una sala de exposiciones, desde la que selecciona, agrupa y difunde contenidos concretos. Además de las joyas de la literatura europea, ofrece otras exposiciones, como las dedicadas a los tesoros bibliográficos o a edificios bibliotecarios.

Anuncios

Tres horizontes de las bibliotecas universitarias

[Biblioblog] Reproduzco el editorial que escribí para el número de Tribuna de la Ciencia de diciembre de 2009. A veces, la mejor manera de saber por dónde andamos es salirse del camino. Este tipo de colaboraciones son muy útiles para llegar a personas ajenas a nuestro mundo, por eso no busquéis en este texto doctrina, sino una sencilla visión del trabajo que se está desempeñando en bibliotecas universitarias. Esta publicación llega en papel a todos los profesores universitarios de Castilla y León y se puede consultar en línea.

Las reformas educativas tienen luces y sombras, de acuerdo, pero a menudo suponen la ocasión para replantear métodos, renovar recursos o reformular servicios. No se pretende aquí aportar otra visión sobre los retos que supone el espacio educativo europeo, sino reflexionar acerca de la evolución de uno de los principales agentes del entramado universitario: las bibliotecas. Los cambios educativos y el desarrollo tecnológico han provocado que la función de la biblioteca universitaria no deba ser sólo la que han representado tradicionalmente. Desde su existencia, las bibliotecas universitarias son servicios de apoyo a la formación, la docencia y la investigación. Esta misión no desaparece, pero debe adaptarse a las nuevas formas de comunicación, de transferencia de información y de acceso a la documentación. En estas líneas, se quiere realizar una mirada sucinta a tres de las claves que están modificando la fisonomía y la esencia de las bibliotecas universitarias, una visión sobre tres horizontes de actuación de los servicios bibliotecarios universitarios.

El primer ámbito es el cambio de modelo de servicio. Las bibliotecas no son ya simples estancias repletas de documentos que entran y salen de las estanterías. Las bibliotecas no se conforman con esperar a sus usuarios detrás de un mostrador. Las universidades están comenzando a diseñar sus bibliotecas como centros de recursos y servicios para el aprendizaje y la investigación. Las universidades y sus bibliotecas lo necesitan y se requieren políticas estratégicas favorables a la creación de espacios en los que la oferta de servicios informativos se entremezcle con la de recursos tecnológicos y documentales. El nuevo marco educativo apuesta por el aprendizaje dinámico y colectivo y eso quieren ser las bibliotecas, espacios en los que se faciliten documentos, dispositivos, salas de trabajo y apoyo formativo. Las bibliotecas se convierten en facilitadoras de las infraestructuras, equipamientos y recursos informativos necesarios para la formación, docencia e investigación. Además de centros de recursos, las bibliotecas son centros de servicios, que no se limitan al mero préstamo de documentos, sino que se enriquecen al ser también proveedoras de contenidos, asesoras de investigación y formadoras en técnicas y recursos documentales.

La segunda pauta en la evolución de las bibliotecas universitarias está en la formación en competencias tecnológicas e informacionales. ¿De quién es responsabilidad que los recursos documentales de una universidad sean utilizados de forma eficiente? De las bibliotecas, decididamente. El perfil de los profesionales bibliotecarios se amplía para ser formadores de usuarios, facilitadores de los conocimientos sobre información que la comunidad universitaria necesita para sus procesos de enseñanza, aprendizaje e investigación. De esta forma, muchas universidades están ofreciendo programas de formación en tecnologías y técnicas documentales; incluso, en los casos más destacados, mediante materias transversales obligatorias en todas sus carreras, como ocurre en la Universidad de Burgos, donde todos los estudiantes deben formarse en contenidos relacionados con información y documentación. Bibliotecas y docentes coordinan la formación que se considera básica en relación a técnicas y recursos documentales: buscar información, aprender a documentarse, administrar referencias bibliográficas, hacer un uso crítico de la documentación, analizar el impacto de las publicaciones, … son aspectos que se incluyen en estos programas de formación en información.

El tercer aspecto que se quiere destacar es la función de las bibliotecas en la difusión de la producción científica de sus investigadores. Las universidades públicas realizan investigación pública que debe ofrecerse para su uso público. Esta lógica suma apoyos de forma constante y recibirá su definitivo espaldarazo con la próxima Ley de la ciencia y la tecnología, en cuyo anteproyecto se obliga a que toda investigación financiada con fondos públicos se difunda públicamente. Las universidades entienden este compromiso y muchas de ellas están promoviendo políticas de acceso libre a los resultados de la investigación, como ocurre con la Universidad de Salamanca, que se ha adherido a la Declaración de Berlín sobre el Acceso Abierto al Conocimiento en Ciencias y Humanidades, documento marco que supone el compromiso de establecer mecanismos para ofrecer de forma pública la investigación propia, en el caso salmantino a través de su repositorio y de su portal de revistas en abierto. Las universidades han comenzado a crear repositorios institucionales en los que almacenan su documentación digital y las bibliotecas están siendo las gestoras de estos depósitos de información electrónica. Y así debe ser, ya que disponen de los profesionales formados para la gestión de la documentación, su descripción, organización y difusión.

Centros de apoyo al aprendizaje y la investigación, agentes de formación en información y gestoras de la producción científica en acceso abierto son tres elementos definitorios de las bibliotecas universitarias, tres nuevas funciones que están siendo asumidas y ejercidas por un servicio que se sabe uno de los ejes de toda universidad.

Observatorio TIC de Rebiun

REBIUN, la entidad que agrupa a las bibliotecas universitarias y científicas españolas, dispone de un espacio en su servidor para difundir las tendencias de las nuevas tecnologías en las bibliotecas, que ha denominado Observatorio TIC. Se trata de un directorio de documentos de alcance internacional y nacional, desde el que se tiene acceso a los textos de referencia más importantes sobre sociedad de la información, seguridad e identificación, propiedad intelectual, bibliotecas digitales y repositorios institucionales o accesibilidad y usabilidad. Esta sección pretende reunir de forma paulatina los documentos indispensables en los mencionados campos, especialmente aquellos que son de aplicación a bibliotecas de investigación.