Acerca de Jordi Serrano-Muñoz

IT Librarian at Universitat Politècnica de Catalunya (UPC)

Coses que no m’agraden / Cosas que no me gustan …..

Nota de @jserranomz: Este post está redactado en catalán y castellano. Para intentar contextualizar la razón de esta entrada, si no estas al día del tema recomiendo previamente leer previamente este par de enlaces:


[CAT] Coses que no m’agraden (para la versión en castellano sigue este enlace)

Quin cap de setmana tant mogut dins la nostra professió. Des de divendres les xarxes van plenes sobre la resolució del concurs per cobrir la plaça del màxim responsable del sistema de lectura pública de Catalunya.

I em sorprèn la decisió final on ha primat la certificació del nivell de domini de la llengua materna per part dels candidats al càrrec. I dic sorprèn perquè conec els dos candidats i amb es dos hi he parlat, intercanviat correus o algun Wathasapp en la nostra llengua comuna i no he vist un “fet diferencial” on un dels candidats parlés o entengués el català mes que l’altre o en tot cas no m’ha fet falta passar a una segona llengua o requerir de traductor com fan alguns dels polítics que validen les pautes d’aquests concursos.

Puntuacions

Font: La Carronya del Tercer. Blog d’Adrià Pujol Cruells

Digueu-me “tonto”, però les dues persones han començat la seva carrera professional des dels taulells d’una biblioteca fins arribar a aquest “play off” final de màxima responsabilitat.  En algun moment van demostrar o certificar el coneixement de la llengua del país, Encara cal mes?.   Crec que a aquestes alçades el coneixement de la llengua “se le supone” als candidats, i que el valor sigui 2 i 0 quan les puntuacions van tan ajustades fa mala olor . Dit d’una altre manera: Un dels dos candidats no té ni idea de la nostra llengua? Vinga senyors, que tenen una trajectòria professional prou demostrada.

Però el pitjor no es aquest coneixement (que “se les supone”) sinó que aquest sigui l’element determinant per adjudicar la responsabilitat a un o altre candidat per sobre d’altres mèrits com la trajectòria professional, la memòria del projecte o bé altres factors vinculats a les responsabilitats del càrrec.

I trenco la llança per la Carme Fenoll que ja ocupava aquest càrrec des de 2012, Tota la tasca feta durant aquests anys no ha estat suficient per demostrar la seva vàlua? … Ah no! que no pot certificar que domina la seva llengua materna i no es pot garantir que les reunions amb el Serrano i els participants en el projecte de LABObiblioteques siguin entenedores. Ejem! Carme a les properes reunions si no es fa justícia, activarem el Google Translator per si no “pillem” les aportacions del Servei de Biblioteques de la Generalitat.

En tot cas i els meus col·legues de bloc hi estan d’acord: el “desllorigador” (toma! aquesta de certificat D++ de català) d’aquesta puntuació tant ajustada, té que ser la feina feta, que a més d’exemplar ha estat amb humilitat, empatia i amb projectes i resultats que podem visualitzar.

Es vergonyós que gràcies a decisions amb “tuf” polític, el nostre “futur país” renunciï a una gran professional que com ja s’ha comentat en altres espais es ben vista per tots els sectors de la cultura.

I més lamentable es que a Catalunya, tinguem aquests tics poc trasparents (creia que “lo estábamos dejando”). Vaja, jo tenia entès que volíem superar-los. Senyors (que no amics) del Govern de la Generalitat de Catalunya: resolguin amb dignitat aquesta injustícia. L’encàrrec que us va fer el poble de Catalunya no inclou aquest tipus de “tupinades” (aquesta es de Certificat D++ extreme). Si no ho entenen, servidor baixa del carro, que sempre lis puc donar la culpa als de l’altre costat.

Es probable que algun lector per un extrem o altre s’emprenyin ….. sincerament, “m’importa un pitu” (vaja aquesta m’ha sortit de certificat A– de català).

En tot cas tot el nostre suport a la Carme per part dels que fem aquest bloc.


[ESP] Cosas que no me gustan

Un fin de semana muy movido para la profesión. Desde el viernes las redes sociales arden respecto a la resolución de un concurso para cubrir la plaza del máximo responsable del Sistema de Lectura Pública de Catalunya.

Y me sorprende la decisión final, donde ha primado la certificación del nivel de dominio de la lengua materna por parte de los candidatos al cargo. Y digo que me sorprende porque conozco a los dos candidatos y con los dos he hablado, intercambiado correos o algún Wathasapp en nuestra lengua común y no he visto un “hecho diferencial” en donde uno de los candidatos hablara o entendiera el catalán más que el otro o en todo caso no hace falta pasar a una segunda lengua o requerir de traductor como necesitan algunos de los políticos que validan las pautas de estos concursos.

Puntuacions

Fuente: La Carronya del Tercer. Blog d’Adrià Pujol Cruells

Llamadme “tonto”, pero las dos personas empezaron  su carrera profesional desde abajo, en los mostradores de una biblioteca hasta llegar a este “play off” final de máxima responsabilidad, Vaya, que en algún momento demostraron o certificar el conocimiento de la lengua del país, ¿O deben demostrarlo aún mas?. Creo que a estas alturas el conocimiento de la lengua ya “se les supone”, y que el valor sea 2 y 0 cuando las puntuaciones van tan ajustadas huele algo mal. Dicho de otro modo: ¿Es que uno de los dos candidatos no tiene ni idea de nuestra lengua? Vamos señores, que tienen una trayectoria profesional suficientemente demostrada.

Pero lo peor no es este conocimiento (que “se les supone”) sino que este sea el elemento determinante para adjudicar la responsabilidad a uno u otro candidato por encima de otros méritos como la trayectoria profesional, la memoria del proyecto o bien otros factores vinculados a las responsabilidades del cargo.

Y rompo la lanza por Carme Fenoll que ya ocupaba este cargo desde 2012, ¿Toda la labor realizada durante estos años no ha sido suficiente para demostrar su valía? … ¡Ah no! que no puede certificar que domina su lengua materna y no se puede garantizar que las reuniones con el Serrano y los participantes en el proyecto de LABObiblioteques se puedan entender. ¡Ejem! Carme, en las próximas reuniones si no se hace justicia, activaremos el Google Translator por si no “pillamos” las aportaciones del Servei de Biblioteques de la Generalitat.

En todo caso y mis colegas de blog están de acuerdo: el “desatascador” en esta puntuación tan ajustada tiene que ser el trabajo realizado, que además de ejemplar ha sido con humildad, empatía y con proyectos y resultados que todos podemos visualizar.

Es vergonzoso que gracias a decisiones con “olor” político, nuestro “futuro país” renuncie a una gran profesional que como ya se ha ido comentando en otros espacios es bien vista por todos los sectores de la cultura.

Y es más lamentable, que en Catalunya tengamos estos tics poco transparentes (tenía la impresión de que “lo estábamos dejando”). Servidor tenía entendido que queríamos superarlos. Señores (que no amigos) del Govern de la Generalitat de Catalunya: resuelvan con dignidad esta injusticia. El encargo que os ha hecho el pueblo de Catalunya no incluye este tipo de “pucherazos”. Si no lo entienden, servidor se baja del carro, que siempre les puedo echar la culpa a los del otro lado.

Es probable que algún lector por un extremo u otro se enfade ….. sinceramente, “me importa un pito”.

En todo caso, todo nuestro apoyo a Carme por parte de los que hacemos este blog.

¿Nuevos modelos de cooperar, colaborar y compartir?

Desde hace décadas las bibliotecas han colaborado entre ellas para optimizar recursos, aunar esfuerzos, compartir experiencias etc.. que con el tiempo se han formalizado en redes, consorcios, asociaciones, etc.. como REBIUN la Red de Bibliotecas Universitarias Españolas, el Consorcio de Bibliotecas Universitarias de Catalunya (CBUC) que actualmente está integrado en el Consorcio de Servicios Universitarios de Catalunya (CSUC) o a más alto nivel como puede ser LIBER la Ligue des Bibliothèques Européennes de Recherche u OCLC.

Uno participa o ha participado en diferentes grupos de trabajo especialmente en las dos primeras entidades y sin desmerecer la utilidad y las ventajas de este tipo de entidades, en general se quedan en el nivel de direcciones y técnicos con poca influencia de los “front office” de las bibliotecas que finalmente tienen que implementar los proyectos acordados.

Pero en  los últimos diez días hemos vivido tres experiencias ligeramente diferentes a las dinámicas de esas macroentidades mencionadas.  

Por un lado el segundo encuentro entre equipos de las bibliotecas con perfil politécnico lease las bibliotecas de las universidades politécnicas de Madrid, Valencia, Cartagena y Catalunya. La idea surge a partir del proyecto UP4, una alianza entre las cuatro universidades para entablar acciones conjuntas en materia de docencia, investigación,
transferencia del conocimiento e innovación. 

El planteamiento de las bibliotecas de estas cuatro instituciones fue,  ¿Si lo hacen los de “arriba”,  porque no las bibliotecas? Pues nada, un sondeo aprovechando la última asamblea de REBIUN, unos e-mail más alguna llamada y manos a la obra.   

Mañana intensa en donde cada institución presentó sus proyectos más relevantes, además de tratar aspectos que nos inquietan y cómo los podemos afrontar, acordando algunos proyectos a desarrollar conjuntamente.

Se mostraron iniciativas, algunas de las cuales se presentarán en el próximo Workshop de REBIUN   como la geolocalización de la producción científica, mapas de la ciencia, plataformas de préstamo de e-books, como incorporar los materiales de las editoriales, la gestión de datos de investigación, cómo se gestiona el flujo de trabajo entre los CRIS y los repositorios,  el autopréstamo de portátiles. UP4

Todo un conjunto de temas en los que alguna de las bibliotecas está trabajando, otras ya lo hacen pero tienen inputs para mejorar o bien iniciativas para afrontar conjuntamente. Mención especial merece los costes que supone para cada una de las bibliotecas los productos digitales que suscriben: la diversidad de tarifas es sorprendente y  requieren de una normalización, No digo precios, pero algunas diferencias eran de escándalo y aquí hay tarea 😉

…. Y  seguimos: 24 horas más tarde celebramos un encuentro conjunto entre los equipos y directores/as de las bibliotecas de la Universidad de Barcelona (UB) y la de Politècnica de Catalunya  (UPC).

Contextualicemos primero: la zona universitaria de Barcelona debe ser una  de las áreas con mayor densidad de bibliotecas académicas. En poco más de un kilómetro cuadrado,  además de los servicios técnicos, hay siete bibliotecas de la UB y cinco de la UPC y resulta que salvo alguna excepción los responsables de la UB no conocen a los de la UPC y viceversa. UB_UPC

Pues la idea del encuentro es empezar a recortar ese “gap” entre bibliotecas que realizan actividades similares y que nunca habían hablado entre ellas cuando en algún caso les separa un semáforo o menos.

Tras una breve presentación se generaron un sinfín de propuestas de colaboración que por votación se redujeron a seis que se concretaron gracias a diferentes grupos de trabajo y de las que durante el próximo curso desarrollaremos un par de ellas, además del compromiso de realizar el encuentro regularmente.  

Mis percepciones del encuentro más allá de las propuestas: la importancia de conocer al o la de la biblioteca de al lado, las conversaciones sobre temas terrenales que afectan  a las bibliotecas como el modo de gestionar el silencio, los hurtos, el esfuerzo mantener las instalaciones abiertas con recursos reducidos, la gestión de los fondos, el mobiliario, los conflictos etc… una pausa y buen café tuvo su efecto.  Y creo que como decía Rick Blaine (Bogart) a Louis Renault (Claude Rains) en Casablanca:  presiento que este es el comienzo de una gran amistad.

Y para finalizar la semana una reunión de seguimiento del  Proyecto LaboBiblioteques  otro ejemplo de buenas prácticas y colaboración en dónde están implicadas la redes de bibliotecas públicas de la Generalitat de Catalunya, de la Diputació de Barcelona, del Consorci de Biblioteques de l’Ajuntament de Barcelona y las bibliotecas de la Universidades de Girona, Barcelona, Oberta de Catalunya y Politècnica de Catalunya.

LaboBiblioteques es un espacio abierto de colaboración entre bibliotecas públicas y universitarias y con toda una serie de actuaciones y propuestas.   En este caso, lo relevante labono es la reunión de seguimiento, sino comprobar cómo va avanzando las diferentes actuaciones y especialmente  la completa autonomía de las diferentes bibliotecas para entablar proyectos basándose en la proximidad, en la temática  intereses, etc… y cada proyecto es completamente autónomo y que avanza al ritmo que acuerdan los responsables del proyecto.  También son temas muy pero muy terrenales como coordinarse en las aperturas en época de exámenes, el intercambio  temporal de lotes de libros o la formación en programación a usuarios de bibliotecas públicas entre otras actividades que se van cocinando.

Si has llegado hasta aquí, te debes estar preguntado el porqué de contar estas tres iniciativas, pues porque creo que estamos viviendo un nuevo modelo de colaboración. Me explico:

En estos casos considero relevante a diferencia de las asociaciones digamos formales como las mencionadas al inicio, que hemos logrado bajar algún escalón de lo podríamos definir “jerarquía bibliotecaria”. Ya no es tan macro o por “arriba” sino ya a nivel de biblioteca, completamente informal y como ya he mencionado anteriormente más terrenal y que implica pequeñas actuaciones y no grandes proyectos que a las “grandes asociaciones” por sus dinámicas es lógico que no contemplen.

Es probable que en una época de crisis a la que si le añadimos rápidos cambios tecnológicos que afectan a los modelos de aprendizaje y por extensión a las bibliotecas aparezca una filosofía basada en una fuerte colaboración desde abajo a casi coste cero y abierta a ideas y proyectos.  Probablemente puro instinto de supervivencia.

El futuro de los diferentes acuerdos ¿Quién lo sabe? pero va a depender de los que están en primera fila de las bibliotecas no de las cabezas pensantes.

Curiosamente cooperar, colaborar y compartir empiezan en CO,  otra característica es que también es low COst.

Si conoces experiencias similares, este puede ser un buen lugar para compartirlo 

…. y luego dicen que cuando finaliza la actividad académica, las bibliotecas vamos al ralentí. Leyenda urbana naturalmente 😉

De cuando esas cosas que a veces te preocupan descubres que tienen nombre y apellido

Saludos de nuevo, volvemos de nuevo al blog después de una larga temporada de letargo. Espero que entre post y el siguiente el intervalo no sea tan largo. ¡Venga!, al grano:

Uno de los aspectos que siempre me ha preocupado ha sido el que cualquier aplicación, web, base de datos, temas en los que yo esté implicado, etc. quede bien documentada para las “generaciones futuras”.  Aunque si soy sincero, en realidad es que las personas de tu equipo lo dejen bien documentado por si tengo que enfrentarme al producto y resulte que mi conocimiento sobre cómo está hecho sea limitado.

Eso lo ha sufrido en sus carnes el amigo David Maniega durante los años que trabajamos juntos: David como webmaster y desarrollador cerraba un proyecto y con la presión ya se metía en otro. Yo le insistía en que debía documentarlo todo por si en su ausencia debía enfrentarme a todo eso que desarrollaba. Bien, en realidad se lo decía de modo más coloquial: que si lo atropellaba un autobús yo que quedaba “colgado” con la aplicación.  Aunque debo reconocer que con el tiempo me familiaricé con su modo de trabajar y sin documentación podía deducir porqué lo había hecho de un modo y no de otro 😉

Volviendo al tema de este post: Unos días antes de cerrar el 2015 asistí a un interesante curso sobre Arquitectura REST y APis, pero tranquil@s, no voy a disertar sobre conceptos marcianos, ni REST ni APIs, no sufran.

code-1084923_960_720

Imagen: Pixabay  CCO Public Domain

Pero en las conclusiones, Alex Muntada que impartía el curso apuntaba que la peor pesadilla sobre las API y el diseño de una API REST era la documentación: que en general es mala, obsoleta, errónea o inexistente.  Y gracias a esto descubro el concepto de “Semantic Gap”, que tal como lo describe Wikipedia hace referencia a la diferencia entre lo que se describe y lo que se interpreta al utilizar “lenguajes” distintos.

Y salvando las distancias entre este concepto tecnológico y llevándolo a nuestro terreno, me atrevo a afirmar que esto también nos sucede a nosotros. Imaginémonos el siguiente caso:

  • El equipo TIC, desarrolla una aplicación que debe ser administrada por nosotros y utilizada por nuestros usuarios
  • La documentación –y los comentarios dentro del código– estarán probablemente redactados en un lenguaje “marciano” para la mayoría de nosotros pero entendible para los miembros del equipo TIC.
  • Y si los desarrolladores elaboran la documentación para el administrador de la aplicación y para el usuario final, lo más probable es que suceda algo similar: en un lenguaje no tan “marciano”, pero probablemente de difícil comprensión.
  • Seguramente el administrador de la aplicación realizará el esfuerzo en familiarizarse con ella y acabe descubriendo todas las prestaciones de esta. Pero ¿Y si cambiamos al administrador? …. pues volver a empezar de nuevo hasta tomarle de nuevo el pulso.
  • Lo peor estaría en el lado del usuario: Ese fantástico –y a veces demasiado extenso–tutorial que ha costado tanto esfuerzo ¿Está pensado para ellos? ¿Se utilizó la terminología que ellos entienden? Atent@s que aquí puede hallarse el éxito o fracaso de una aplicación y también de un servicio, protocolo, etc.

Como ejemplo “la aplicación tiene un “cron” que cada noche lanza una “query” que llama a una “vista” que se llama “Importpatron””.

Si no estamos familiarizados con el tema de servidores eso de “cron” no lo asociaremos a una “tarea programada”, según nuestros conocimiento con el diseño de bases de datos quizás desconozcamos que “query” se refiere a una consulta y que “vista” es una tabla creada a partir de consultar diferentes tablas (¿Tablas?, ¿Qué son tablas? 😉 )  y quizás sí que interpretamos lo de  “importpatron” que deben ser los datos de usuarios importados de otro sistema de información, aunque quizás otro TIC no entienda en concepto ”patron” al que muy probablemente estemos familiarizados los que gestionamos sistemas de gestión bibliotecaria.

Vamos, todo un tema que se podría traducir para el administrador por  “La información de los usuarios es importada cada noche de la base de datos ….. que gestiona el Servicio ….. ” y quizás para el usuario como “La información se actualiza diariamente a las … horas”.

El ejemplo lo he centrado en el entorno TIC, pero si eres TIC no te ofendas, es tan solo un ejemplo. Hace poco encontré  un manual que hice hace casi 10 años sobre cómo realizar el inventario en mi lugar de trabajo y si los que realizan dicha tarea lo entendieron a la primera, se merecen un homenaje.

Me imagino que para minimizar el “gap”  –que no resolverlo– debemos trabajar de modo transversal e interdisciplinar y además de realizar el esfuerzo de ponerse en la “piel” del destinatario y sin olvidar que cuando mejoramos la aplicación, desarrollamos una nueva versión o simples cambios menores deberemos revisar la documentación ya que lo ms probable es que requiera algunos cambios.

Pues,  ¡ya tenemos un nuevo propósito para 2016! 😉

Bien, ya sabéis, cualquier comentario, aportación y mejora de esta entrada será bienvenida. Un poco de “scroll”, y  más abajo tenéis la oportunidad de hacerlo (¿Scroll?, ¿Qué es scroll? 😉

PD: Algun@s sabéis que otra de las cosas que me preocupan es tener que hacer las cosas dos veces, vamos que si la información ya está disponible en un sitio, no volver a entrarla o duplicarla. Si también os preocupa, entonces “rascar” un poco en el tema de Arquitectura REST y APIs, vuestros bibliotecarios y usuarios os lo agradecerán.

Sobre Drones y otras maravillas tecnológicas como la localización en interiores. Estemos alerta

Ayer (o anteayer, o hace unos días, según cuando leas este “post”)  fue un día divertido gracias a  los “drones” o “vehículos aéreos no tripulados” originalmente para fines bélicos (sí, bélicos, pero recordad que Internet en su origen también fue con fines militares 😉 ) y que usará Amazon para la distribución de paquetes a domicilio.

Amazon Drones

A primera hora el colega Uri compartía por e-mail la noticia y al poco rato Honorio Penadés  y otros colegas compartían la iniciativa de Amazon en Twitter e incluso otros como Marcos Ros  publicaba  en su blog una entrada con referencia a una “joint venture” (bien, en realidad un acuerdo) entre  una biblioteca australiana y una empresa de alquiler de libros de texto, para el préstamo domiciliario de libros usando estos ingenios.

La tarde fue jocosa entre comentarios cruzados de miedos, de nuevas capacidades bibliotecarias como controlador de drones, nuevas necesidades de formación e incluso esribir un libro para la fantástica colección EPI-UOC  con alusiones a otros “juguetes” como los robots en bibliotecas y museos. Creo que lo mejor fue la imaginación para sacar partido a estos inventos y su uso aunque  de momento “ciencia-ficción” en nuestro entorno profesional.

Un par de días antes compartía una noticia sobre la localización en interiores y su posible uso en centros comerciales para conocer al detalle lo que hacen los clientes y enviar ofertas personalizadas.

A esto de la “localización en interiores” le veo también “juego” en la biblioteca: ¿A cuántos de vuestros usuarios habéis visto andar perdidos entre estanterías buscando un largo e incompresible topográfico que quizás por un “/” o un paréntesis está unas cuantas estanterías más allá?  Incomprensible para él, claro 😉  ….. podríamos recibir una alerta y levantar los ojos por encima del mostrador y ver si está consultando una obra o anda dando vueltas y si fuera este el caso dignarnos abandonar el mostrador y ofrecer nuestra ayuda.

Vamos que entre objetos voladores no identificados enviando documentos por el campus, robots que actúan como guías y tener a los usuarios “localizados” entre otras muchas cosas podemos tener biblioteca para rato.

Mi mensaje en este “post” es la alerta tecnológica: pensar en esas prestaciones que da la tecnología en otros contextos fuera de nuestro entorno y darle vueltas por si las podemos aplicar o adaptar a nuestras bibliotecas.

En algunos casos nos encontraremos obstáculos de capacidad, técnicos, presupuestarios u otros y tampoco es necesario ser “early adopters”: podemos esperar a que la tecnología madure un poco y  ver si nos puede ser útil y mejorar nuestra “calidad de vida” y la de nuestros usuarios 😉

¿Cómo estar alerta?,  hoy en día con la redes sociales es bastante fácil, solo hay que identificar a los “cracks”, también existen miles de “blogs” que comentan las novedades y algo más avanzado es seguir los Hype Cycle  de Gartner  Son de acceso restringido, pero si no podéis acceder, en la red circulan imágenes y “posts” comentándolos cada año.

Uno de ellos es el de tecnologías emergentes  ahí vemos conceptos muy “marcianos” (bueno, para eso tenemos nuestras fuentes de información para que las decodifique, ¿no?) pero otros son más familiares como “big data”, “cloud computing”, NFC o realidad aumentada.

Gartner's 2013 Emerging Technologies hype cycle

En esos gráficos podemos ver el estado de la tecnología (u otros conceptos relacioandos según el Hype Cycle) si es emergente, si está sobredimensionada, consolidada o bien entro en la etapa de decepción o llegó a su madurez además de la previsión de tiempo para que llegue a estarlo. Lo recomiendo.

Ya sabéis que este blog apostamos por los experimentos con gaseosa y brindamos con ella y como diría un famoso polemista: “vuestro turno”.

El día de la #biblioteca en Twitter una semana después (no es oro todo lo que reluce)

Vaya por delante mis felicitaciones a todos los que hemos contribuido a que #biblioteca sea trending topic mundial en su quinta edición. Verónica Juárez  ya lo intuía en su post “Día de la #Biblioteca en Twitter, no hay quinto malo“.  Y además compitiendo contra los atributos físicos de un gobernante no muy fan de las bibliotecas si vemos su política de recortes, la cortina de humo por un trozo de roca, una estrella del pop o un evento de premios de esos que vuelven loc@s a l@s adolescentes (Teen Choice Awards). Vaya que una “pandilla” como nosotros pueda con eso no está nada, pero que nada mal.

Sinceramente no las tenía todas: por un lado al coincidir el día 10 en sábado y por otra el casi nulo feedback que recibí justo un mes antes advirtiendo por Twitter que estábamos a 30 días de #biblioteca. Algún “resistente” como Paco López Hernández  insistió varias veces para “calentar motores” que al final hubo respuesta, pero os seré sincero a dos semanas del evento no las tenía todas conmigo de que celebráramos el día de la #biblioteca en Twitter. Afortunadamente rápidamente nos organizamos, cambiamos la fecha y todo el mundo se puso manos a la obra … y fue un éxito, pero al respecto quiero hace alguna consideración:

Para mí el día de la #biblioteca en Twitter lo veo como un divertimento (o un “experimento con gaseosa” 😉 ). Entre nosotr@s nunca me ha importado mucho si es TT local, nacional o mundial. Hasta ese 10 de agosto del 2009 no tenía muy claro para que servía eso de Twitter y ese día debo reconocer que lo descubrí: gente con inquietudes similares, algunas de los cuales más tarde he conocido personalmente y otras que es muy probable que no coincidamos nunca. También información que circula rápidamente y que aportan ideas para tu actividad profesional y así una lista hacia el infinito de las posibilidades que nos ofrece esta red social. Y esta edición ha sido increíble, el timeline iba loco no había tiempo suficiente para controlar todo.

Pero nos faltan los usuarios que son los que realmente deben hacer trending topic mundial a la #biblioteca. Muchas bibliotecas difundieron la información entre sus seguidores, pero me he tomado la libertad de crear una nube de tags a partir de las biografías de los que hemos participado y ¡¡Oh sorpresa!! La mayoría somos del “sindicato” (léase del mundo de las bibliotecas, documentación,  información y otras variables) …… se nos ha incrementado el Klout, pero ya sabéis, tenemos un tema pendiente con los usuarios. Ahí la muestra:

Nube de tags biblioteca 5a. edición

En cualquier caso, una de las palabras que destaca es “vida” y por pienso estar en las próximas ediciones hasta que Twitter desaparezca y nos lo cambien por otro ….. es una fantástica tarde Agosto ya convertida en un clásico debo reconocerlo. Y que siga siendo un divertimento gasificado, lo veremos pronto aquí en este blog cuando hablemos de la “la munición y la estrategia” que ha prometido Merlo-Vega.

Finalmente, reiterar mis felicitaciones a todos los que hemos contribuido a que #biblioteca sea TT …. En el 2014 más y más difícil ….. 😉

Si es Agosto, toca el día de la #biblioteca en Twitter (atención cambio de fecha)

#biblioteca 2013

#biblioteca 2013

Vaya, un año más y estamos  cerca la quinta edición del día de la biblioteca en Twitter. Desde lo  que en un principio fue como un “experimento con gaseosa”  allá por 2009 cuando Natalia Arroyo  se preguntaba ¿Cuántos tweets hacen falta para convertirse en “trending topic”?  la biblioteca en Twitter se ha convertido en un clásico del mes de Agosto.

En ediciones anteriores era el día 10 de Agosto, pero este año coincide en Sábado  y las posibilidades de que la convocatoria sea un éxito pueden ser limitadas, por lo tanto será el lunes día 12 de Agosto  (la primera edición también fue lunes)

Como cada edición sigue habiendo motivos para el “evento”:  las drásticas reducciones en inversiones, recortes de personal  e incluso por la visión “estratégica” de las bibliotecas que tienen algunos de nuestros gobernantes.

Salvo “ejemplares” como la Sra. Alcaldesa, nadie duda de la importancia de las bibliotecas como motor cultural, como espacios de aprendizaje,  como infraestructura  e incluso como un lugar donde se está “fresquito” en verano y “calentito” en invierno (salvo en las virtuales, claro 😉 sean tiempos de bonanza o tiempos críticos como el actual.

Por eso, el día de la #biblioteca en Twitter es un buen momento para reivindicar la biblioteca como servicio público y difundir nuestra tarea profesional. Entonces, ¿Quedamos el día 12 de agosto a las 4PM (hora de Madrid, Andorra, Paris, …) para twittear las ventajas de disponer de bibliotecas y de buenos profesionales?

Si, ya sabemos que [en España] estamos de vacaciones …. Y que además es la hora de la siesta, pero no tenemos excusa:  hay utilidades para programar tweets y respetar esta noble tradición y  en el hemisferio Sur es invierno que estamos en un mundo global.

Como novedad proponemos que adjuntes fotos de bibliotecas en tus tweets (la idea se la hemos tomado a The Guardian  que está pidiendo fotos de bibliotecas universitarias), pero se admiten todo tipo de sugerencias y desde  Blbioblog os proponemos algunas:

  • Si eres usuario: Cuéntanos tu experiencia,  las razones de usarla, ventajas (e inconvenientes), ¿Estas satisfecho? ….
  • Si eres bibliotecari@::A que te dedicas, donde trabajas, que te gusta [o no] de tu tareas ..
  • Si eres una biblioteca: Difunde esta información entre tus usuarios (ellos son la clave de que que seamos trending topic o no), explica tus servicios, horarios, actividades, quienes sois ……

E independientemente de si eres usuario, bibliotecari@ o biblioteca:

  • Difunde el evento entre tus seguidores de Twitter, anímalos a participar. ¿Sigues a gente “importante”?:  pídeles que te ayuden a difundirlo, además: comenta cosas, comparte fotos , sugiere lecturas ….. Cualquier cosa, pero con el hashtag  #biblioteca

Nos vemos el lunes 12 a partir de las  4PM (Central European Summer Time,  las 9 AM en Colombia y Mexico DF,  10AM en Chile , 11AM en Argentina y Brasil. Si tienes dudas, consulta el horario en tu país.

Tenéis más información del evento en Facebook  gracias a Noemí Gómez.

Y una recopilación de las Ediciones anteriores en Delicious.

Como dice alguien por aquí: Vuestro turno 😉