12 servicios en línea que ayudan a informarse y a informar

[Biblioblog] Quienes vivimos de dar información necesitamos estar informados. Cada vez es más sencillo recibir información, seleccionar enlaces, organizar contenidos, acceder a documentos o preservar recursos. El objetivo: emplear sólo el tiempo imprescindible para obtener toda la información que necesitamos. La realidad: el exceso de información requiere invertir mucho tiempo para conseguir estar actualizados y mantener organizados los recursos necesarios. La solución: emplear servicios que permitan recibir la información que necesitamos, así como organizarlos y acceder a ella cuando sea necesario. El consejo: dedica el menos tiempo posible a la recopilación de información. El otro consejo: dedica todo el tiempo que sea necesario para conocer herramientas, servicios y técnicas que permitan:

  • recibir de forma automática la información que necesites,
  • seleccionar la información y recursos que sean de tu interés,
  • organizar los contenidos para su localización inmediata,
  • almacenar los documentos para su consulta posterior y
  • difundir y compartir los recursos demandados

 

Existen múltiples formas de realizar estas operaciones, pero voy a resumirlas agrupadas en 12 servicios, con la intención de ofrecer algunos recursos que son especialmente útiles para realizar estas operaciones (informarse para informar). Y hoy 12/12/12 es un buen día para compartir 12 servicios, a las 12:12, a modo de cábala. Se trata nada más de una selección personal -incluso íntima- de los servicios que empleo de forma cotidiana.

12.12.12

12 servicios de información para informarse, hoy (12/12/12, 12:12)

 1. Redes sociales. Nadie duda de la utilidad de las redes sociales ¿o todavía estamos en ello? Desde mi punto de vista, es indispensable estar en Twitter (sí, para mí es una red social, aunque es también es más que eso) y, porque la realidad es la que es, al menos también deberíamos estar en Facebook, sacándole el provecho informativo que tienen sus grupos de interés que, aunque se reproducen por esporas, permiten que nos integremos en aquéllos que sean de nuestros ámbitos, para poder recibir las actualizaciones de otras personas con los mismos intereses. En ocasiones he empleado Buffer para programar “tuits”, algo que es útil, pero que conlleva que Twitter desconfíe de ti. Por otra parte, una buena solución para agrupar nuestra presencia en redes es HootSuite, muy recomendable para consulta desde dispositivos móviles. ¿Y redes científicas? Sí, existen y pueden ser útiles. En mi opinión, ResearchGate es de las pocas que merecen la pena en este momento (12/12/12). Hay muchas más, pero sólo quiero pararme en las que utilizo con frecuencia, como haré en el resto de las categorías.

2. Sindicación de contenidos. Sigue siendo el gran descubrimiento del mundo 2.0, aunque también siga siendo habitual que hables de ello, te escuchen con interés y te pregunten después ¿cómo pude vivir sin saberlo? A día de hoy (12/12/12) el servicio más recomensable para mí es Google Reader. Simple, sencillo y lleno de utilidades: compartir con redes, enviar a sistemas de lectura o almacenamiento, crear hilos de sindicación a partir de conjuntos de recursos sindicados, ser un medio para exportar contenidos que se vean en otras páginas o servicios, …  Lo dicho, un filón, que ha demostrado hacer muy bien su función: seleccionar contenidos sindicables, organizarlos, recibirlos desde donde queramos o enviarlos a donde sea necesario. Realmente, uso Google Reader desde su web cuando trabajo con un ordenador, desde su aplicación específica si estoy con tableta Android y desde la aplicación Feedly, si uso dispositivos iOS. También integro algunas carpetas de mi “reader” en servicios de descubrimiento de los que hablaré en unos párrafos.

3. Curación de contenidos. Sí, la palabreja se quedará con nosotros, amigos curators. A medida que se selecciona información es útil ofrecer u ofrecérnosla en un entorno agradable y fácil de construir. Esto es, necesitamos usar sistemas que permitar decidir qué informaciones queremos salvar y una plataforma para agruparlas, difundirlas y organizarlas. A menudo estos servicios son escaparates de contenidos ajenos (o redes tejidas de retales). No soy un usuario especialmente atraído por este tipo de herramientas, pero reconozco su utilidad actual (12/12/12) y por algo son muy usados servicios como Pinterest, Storify, Scoop.it o Paper.li. No, no voy a entrar en disquisiciones conceptuales, ya que concibo como servicios de curación a los que permiten seleccionar fuentes externas y agruparlas de forma conjunta. Los citados en estas líneas y algunos servicios de los que desgrano en esta nota sirven para esa función.

4. Favoritos sociales. ¿Por qué olvidarse de estas herramientas, si siguen siendo extraordinariamente útiles? Parece que ya no se llevan los servicios que permiten seleccionar enlaces, describirlos, etiquetarlos,… organizar la web de forma personal, en definitiva. Mi favorito entre los favoritos sigue siendo Delicious, un clásico eterno. Sus idas y venidas, sus cambios de empresas y políticas le quitaron presencia, pero sigue ahí, ahora (12/12/12) en plena modernización y para mí siempre fue una herramienta de apoyo que me ha permitido encontrar “aquella página que un día descubrí y que ahora no me acuerdo de cómo se llamaba, pero que trataba de…”. Muchos de los que se fueron de Delicious están en Diigo, porque tampoco hay mucho más en esta línea que merezcan la pena. Estas herramientas permiten exportar los recursos, integrarlos en otras fuentes, seguir a usuarios similares y otras utilidades que conviene conocer para emplearlas de forma constructiva y creativa.

5. Gestión bibliográfica. Administrar referencias de documentos o bien referencias junto a sus documentos completos es algo totalmente necesario. Los gestores bibliográficos son indispensables para organizar la bibliografía que empleamos y para poder trabajar con ella de forma sencilla, exportando referencias o compartiendo la información bibliográfica o el documento. Dos son los servicios abiertos que empleo y que recomiendo Zotero y Mendeley, además en este grupo hay herramientas comerciales de indiscutible utilidad. Me quedo con los dos citados, ya que ambos parten de la misma filosofía: seleccionar referencias en espacios privados (ordenador o equipo local) además de remotos (cuenta en línea), con opciones de importación/exportación y posibilidades de creación de grupos abiertos. Mendeley cobra la delantera porque también tiene aplicación para dispositivos móviles, algo esencial hoy (12/12/12).

6. Descubrimiento de contenidos. Vamos a llamar así a los servicios que permiten ser configurados para recibir informaciones de temas de nuestro interés, ya sea a partir de fuentes seleccionadas por nosotros (por ejemplo, desde servicios de sindicación) o porque los mismos servicios extraen información de fuentes afines, notas de blogs, selecciones de webs o de publicaciones que se ajustan a nuestros perfiles informativos. La mayoría de estos servicios permiten partir de fuentes conocidas o empleadas en Google Reader, por ejemplo, como ocurre con Flipboard, pero en otras, como Zite, el punto de partida es la web en general y poco a poco se va perfeccionando para recibir información pertinente sobre nuestros temas. También es recomendable en este momento (12/12/12) la aplicación Google Currents, disponible para tabletas y móviles, aunque se trata de un servicio para decir de qué fuenes te gustaría recibir información, con lo que se pierde la idea de descubrimiento: el servicio te ofrece informaciones de tu interés, seleccionadas a partir de las preferencias que se han ido indicando.

7. Lectura diferida de información. Doy este nombre, coherente con su utilidad, a los servicios “leer más adelante”, “enviar para su lectura”, “guardar para leer después”… Las herramientas que permiten seleccionar páginas, noticias o párrafos para su lectura posterior son esenciales para que la fase de selección de informaciones se realice de forma estructurada. Mediante herramientas como las de sindicación de contenidos o las denominadas de descubrimiento de contenidos se va a localizar abundante información de interés a primera vista, que gracias a estas utilidades de lectura diferida se pueden almacenar para su posterior revisión y uso. En este momento (12/12/12) estoy empleando esencialmente Pocket, tanto como aplicación para dispositivos móviles como en web, mediante su extensión para Firefox. Son muchos los que prefieren la aplicación Evernote, que me consta que es muy recomendable.

8. Lectura de libros electrónicos. Si hablamos de lectura de libros electrónicos tenemos que suponer que estamos leyéndolos desde tabletas o desde lectores de libros electrónicos. Si hablamos de lo mismo, os cuento que hoy (12/12/12) empleo sobre todo la aplicación del clásico Adobe Reader para los pdf (en cualquier dispositivo), el lector de Kindle para los mobi (en cualquier dispositivo), la aplicación iBooks para epub (en dispositivos iOS) y Kobo o iBooks (en dispositivos Android). Aquí no me caso con nadie, que se peguen entre ellos, que me quedo con lo más conveniente según el formato o el dispositivo que emplee (que son varios, como veis). Entre las redes de lectores y/o servicios de lectura en línea destaco 24Symbols, con aplicacións para iOS y para Android, que integra aplicación para leer los libros de tu biblioteca dentro de este servicio de lectura participativa.

9. Presentación de documentos. Con frecuencia necesitamos alojar documentos en un servidor para insertarlos en otra publicación, como suelen ser blogs o contenidos web. Para ello, los recursos más empleados siguen siendo Slideshare, en cuanto a presentaciones tipo “power point”, así como Issuu, Calaméo (con aplicación iOS) o Scribd para documentos de texto, boletines, informes, etc. Se trata de herramientas que llevan tiempo disponibles y que todavía hoy (12/12/12) siguen siendo recomendables, tanto como servicios para alojar nuestros contenidos como para emplearlos a modo de almacén desde el que obtener recursos para insertar o embeber en otras fuentes de nuestra creación. En este apartado se debe incluir Prezi, con muchos seguidores y que también empleo en determinadas ocasiones, especialmente para aquellas ocasiones en las que el continente es tan importante como el contenido (o más).

10. Reproducción de recursos audiovisuales. Al igual que en la categoría anterior, a menudo es necesario disponer de espacios para alojar imágenes, vídeos o grabaciones de audio, ya sea para disponer de un servicio externo en el que depositar nuestra producción audiovisual o para emplearlos como recursos de apoyo, en el caso de que queramos insertar audios, vídeos o imágenes en otra publicación, como un blog o una página web. Para esta utilidad siguen siendo útiles Youtube y Vimeo para vídeo, Flickr y Picasa para imágenes e iVoox para audios. Aquí no os descubro ningún mundo; además de que hay bastantes sitios útiles para estas utilidades, yo os cuento simplemente los que estoy empleando ahora (12/12/12), consciente de que hay mucho más que decir y de que digo recursos poco novedosos, pero útiles.

11. Almacenamiento de documentos. Preservar para la posteridad (o no) documentos que necesitamos, almacenándolos en un servidor remoto, o disponer de un espacio para compartir archivos que queremos editar de forma conjunta o dar a conocer a un grupo de personas, es posible gracias a servicios remotos de conocida reputación, como son Dropbox y herramientas similares. Uso este servicio (vía web y apps) para almacenar y compartir archivos; además, empleo Google Drive, cuando quiero compartir documentos para su revisión simultánea con personas con las que estoy trabajando (o no). También en este caso, haber más servicios, los hay, pero estos son a los que más partido les estoy sacando hoy (12/12/12) . Además, debo añadir que, para emplear archivos de Office en dispositivos móviles, es muy recomendable emplear CloudOn, una aplicación que me ha resuelto algún problema en viajes o desplazamientos.

12. Publicación de contenidos. Informarse para informar, ésa es la máxima. Muchas de las utilidades anteriores son servicios para personalizar nuestras técnicas de autoinformación y algunos sirven además para difundir los recursos que hemos seleccionado; pero, cuando necesitamos publicar contenidos propios en servicios abiertos y participativos, lo más conveniente es emplear plataformas de blogs. Para ello, siguen siendo excepcionales WordPress y Blogger, que son empleados (12/12/12) por la inmensa mayoría de los blogueros (nosotros en Biblioblog comenzamos en Blogger y ahora usamos WordPress). También recomiendo de forma muy decidida la creación de contenidos en Tumblr, que permite la integración de utilidades de publicación de blogs con las de las redes sociales o las de curación de contenidos. No sé por qué en España no ha tenido el éxito que tiene en otros países, será por el nombre, pero como herramienta es sencilla, fácilmente adaptable a nuestras necesidades, está disponible para móviles y permite resultados de primer nivel. Por último, para publicación de contenidos hay que seguir mencionando plataformas de wikis como Wikispaces, Google Sites para sitios web o AboutMe para la publicación de páginas informativas.

Nada más, que no se trataba de dar una charla sobre recursos 2.0 ni de hacer una revisión de lo mejor de cada categoría. Hoy es 12/12/12, creo que ya lo he dicho, y para celebrarlo (¿por qué no?) os he expuesto las herramientas que más empleo para los 12 servicios básicos que utilizo para informarme y para difundir información, todos ellos gratuitos y disponibles de forma sencilla para quien considere que puedan serles útiles. Ésa ha sido mi intención: ser útil. Siempre estarán abiertos los comentarios para ampliar y recomendar más servicios, que el mundo no termina hoy (12/12/12) y somos seres ávidos de recibir información.

 

5 pensamientos en “12 servicios en línea que ayudan a informarse y a informar

  1. Una excelente recopilación, Merlo. Me permito agregar la página a mis Marcadores.
    Solo una cosilla: he echado de menos, en el apartado 7, la aplicación Readability: con un simple botoncito en el navegador, te “guarda” y te reformatea la página, sin anuncios ni nada, y luego puedes leerla divinamente cuando esperas al bus.
    Enhorabuena por el trabajo.

  2. Felipe, no conocía Readability http://www.readability.com/ pero lo anoto que parece que cumple. Realmente faltan muchas utilidades, ya que sólo queria mostrar las que suelo usar (para esa función me baso en Pocket habitualmente). Bienvendas las ideas y las aportaciones de recursos. ¿Alguna joya más que nos recomendéis?

  3. Hola Merlo. Una genialidad para alguien que está en pañales como yo en estos temas. Te agradezco muchísimo toda esta información sobre la que indagaré desde hoy. Felicidades

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s