Anuario de bibliotecas españolas 2008

Ayer, día del libro, se presentó en la Biblioteca Nacional de España el Anuario de Bibliotecas Españolas 2008, editado por la Fundación Alonso Quijano, también responsable de la revista Mi biblioteca. La presentación fue conducida por Raúl Cremades, presidente de dicha fundación, y contó con la participación de Manuel Carrión, Juan Sánchez, quien habló bajo su heterónimo de Mateo Gómez, y Conchi Jiménez, coordinadora del anuario que se presentaba. Carrión finalizó su intervención con la frase “Felicitémonos todos” y así debe entenderse la obra que ayer se mostraba al lector por primera vez. Se trata de una publicación con una doble vertiente. Por una parte, se quiere ofrecer el estado de la cuestión de las bibliotecas españolas, por lo que se han encargado hasta 66 informes a diferentes especialistas y responsables de sistemas bibliotecarios. Por otro lado, se han reunido y comentado cerca de mil recursos de interés profesional accesibles en línea. El Anuario nace con vocación de continuidad, pero, aunque no fuera así, ya supone un hito en la edición profesional española, ya que nunca se había recogido en una única publicación un panorama global de las bibliotecas españolas, que es descrito por sus propios responsables y gestores institucionales. En informes de escasas páginas cada uno se ofrece la actividad de la Biblioteca Nacional, de los proyectos en los que está trabajando la Subdirección General de Coordinación Bibliotecaria, el estado de la cuestión de las bibliotecas públicas y escolares, Comunidad por Comunidad, así como la realidad de las bibliotecas universitarias, científicas y especializadas españolas. Los recursos de información que se ofrecen han sido cuidadosamente seleccionados y comentados, por lo que el Anuario se convierte también en una obra de referencia de obligada consulta. La publicación se abre con los resultados de una encuesta realizada a bibliotecarios españoles, que ha sido analizada por Juan Sánchez. La edición asciende a 5000 ejemplares, de los que sólo se pondrán a la venta mil, ya que el resto se distribuirá a bibliotecas.

Anuncios