150 años de profesión bibliotecaria

Entre los días 13 y 15 de febrero de 2008 tuvo lugar en Madrid el VIII Congreso de ANABAD, bajo el lema Memoria y tecnología y donde se han conmemorado los ciento cincuenta años de la creación del primer colectivo de funcionarios bibliotecarios. El 17 de julio de 1858 se crea el cuerpo facultativo, categoría laboral con la que la administración quiere dotar de profesionales a los archivos y bibliotecas españoles. El desarrollo profesional de esta escala fue analizado en una de las ponencias del congreso, a cargo de Agustín Torreblanca, Consejero Técnico del Ministerio de Economía y Hacienda. Además, se informó de que la Biblioteca Nacional está elaborando una biobliografía del cuerpo, que actualizará los datos recopilados en la edición realizada con motivo del centenario de este cuerpo de bibliotecarios. El congreso ofreció sesiones simultáneas por especialidades: archivos, bibliotecas, documentación y museos. Incluso, las conclusiones finales se hicieron por separado, ya que se presentaron unas generales y otras para la sección de archivos.


El Ministerio de Cultura tuvo una gran representación en las jornadas, con la presencia activa de los subdirectores de archivos y de bibliotecas. La Subdirección General de Coordinación Bibliotecaria presentó los resultados de su actividad, al tiempo que ofreció algunas informaciones que serán de gran importancia para el panorama bibliotecario español, entre las que destaca la constitución del Consejo de Cooperación Bibliotecaria, órgano creado recientemente mediante el Real Decreto 1573/2007 (BOE 1/1/2008). Este Consejo se constituirá el 12 de marzo de 2008 en Jaca, en las Jornadas de Cooperación Bibliotecaria que se celebran anualmente. El Consejo está constituido por cinco comisiones técnicas: biblioteca nacional y regionales, bibliotecas públicas, bibliotecas escolares, bibliotecas universitarias y bibliotecas especializadas. Está previsto que todas queden constituidas en dichas jornadas. Entre las conferencias dedicadas a bibliotecas destacó la pronunciada por Lluis Anglada, dedicada a las bibliotecas en la sociedad digital , en la cual ofreció una panorámica histórica de la relación de las bibliotecas y la tecnologías, desde una perspectiva reflexiva y analítica. Para Anglada, en el momento actual las bibliotecas deben recuperarse como espacio (físico o telemático), pensar en las personas como objetos (aplicando la alfabetización informacional) y en el proceso como finalidad (facilitar el hecho de informarse). En el congreso fue constante la información sobre colecciones digitales, repositorios y recolectores. Además de un taller sobre el tema ofrecido por Digibis, se programó una conferencia sobre las diferentes bibliotecas digitales que coordina el Ministerio de Cultura, quien confirmó su política de apoyo a la creación de repositorios y anunció la publicación de las ayudas correspondientes a 2008. Muy interesante fue la conferencia sobre los cincuenta años de depósito legal en España, ofrecida por Montserrat Oliván, responsable de este servicio en la Biblioteca Nacional, quien informó de la situación actual de la normativa, pendiente de reforma.
La cooperación fue otro de los grandes temas de la sección de bibliotecas. Belén Llera, Directora Técnica de la Biblioteca Nacional, expuso los planes cooperativos nacionales e internacionales, en especial aquellos que se derivan del programa europeo eContentplus en los que participa nuestro país, como ENRICH, dedicado a manuscritos. Según informó María Antonia Carrato, Subdirectora General de Coordinación Bibliotecaria, está previsto que las bibliotecas españolas participen en otros proyectos de esta iniciativa, que se pondrán en marcha próximamente, como ED Local, sobre interoperabilidad entre colecciones locales, y MICHAEL plus, que realizará un inventario multilingüe de colecciones digitales. Las bibliotecas universitarias estuvieron representadas por Margarita Taladriz, quien informó de la participación de Madroño en proyectos nacionales como E-Ciencia y europeos, como Driver. Taladriz, directora de la biblioteca de la Universidad Carlos III de Madrid, también informó de la participación de su universidad en consorcios como Nereus y NEEO, ambos relacionados y relativos a la información sobre economía. Otra de las mesas redondas fue dedicada a las bibliotecas y la gestión cultural. Hubo dos sesiones de comunicaciones sobre bibliotecas, con experiencias sobre bibliotecas públicas y especializadas, fundamentalmente. En estas sesiones se presentó la experiencia de BiblioRedes, proyecto chileno para la alfabetización digital e informacional. La conferencia inaugural corrió a cargo del catedrático de filosofía José Luis Villacañas, mientras que la de clausura fue ofrecida por el novelista Luis Mateo Díez, quien defendió la memoria literaria como un instrumento contra el olvido.

Anuncios