Clubes de lectura

Con la llegada del nuevo curso las bibliotecas públicas retoman con fuerza sus actividades y con ellas los clubes de lectura, como un elemento fundamental de fomento de la lectura y participación de los ciudadanos en la vida bibliotecaria. Afortunadamente hoy en día los clubes de lectura son muchos y muy variados en cuanto a su temática y al perfil de sus participantes. Citar entre otras en Castilla la Macha las experiencias de la Biblioteca Pública de Guadalajara, pionera en los club de lectura, y la del Servicio regional de préstamo a clubes de lectura, dedicado al préstamo de lotes de libros, no sólo a las bibliotecas de la región, y al de intercambio de experiencias, apoyo y asesoramiento entre bibliotecas y club de lectura; el Club de lectura de novela negra, de la Biblioteca la Bóbila de Hospitalet, que lleva funcionando desde enero de 2000; la Red de Bibliotecas Públicas de Barcelona que acaba de poner en marcha 8 nuevos clubes de lectura, contando con 50 en 28 bibliotecas; la Red de Bibliotecas Públicas de Navarra, con 15 bibliotecas con clubes de lectura, que dispone de un catálogo de lotes bibliográficos para préstamo e intercambio entre las bibliotecas que integran dicha red; o la Biblioteca Municipal de Peñaranda de Bracamonte con clubes de lectura dirigidos tanto al público infantil y juvenil como al adulto y que disponen de una plataforma virtual para el intercambio de opiniones de sus participantes. Pero esta iniciativa está abriendo nuevos horizontes surgiendo propuestas específicas del entorno virtual como puede ser el Club de lectura del Quijote por internet, experiencia de Pep Bruno en el que participaron integrantes de cuatro clubes de lectura que tuvo lugar entre 2004 y 2005, y que recoge los materiales utilizados en las discusiones y debates; o Libroadictos, sitio web dedicado al debate sobre la lectura de diferentes libros que van cambiando con el paso del tiempo.

Anuncios